En este artículo encontrarás la explicación detallada de los tics y comportamientos que podemos detectar en una persona consumidora y adicta a la cocaína y algunos consejos de cómo podemos ayudar a esta persona hacia un inicio de recuperación.

La importancia de detectar los tics

Los tics y comportamientos sirven como indicadores silenciosos de una lucha interna que a menudo queda oculta a simple vista. Estos nos pueden estar indicando la existencia de una adicción y por lo tanto, una enfermedad grave que requiere tratamiento profesional.

Tipos de comportamientos de un adicto a la cocaína

Podemos encontrar varios tics indicadores de consumo de abuso de cocaína tanto mentales como físicos que pueden variar según la persona y la cantidad consumida.

Estos tics pueden incluir:

  • Movimientos repetitivos como rascarse, frotarse la nariz o la cara o temblor en extremidades o movimientos nerviosos.
  • Hablar de forma rápida y compulsiva con un ritmo acelerado y verborrea constante. También puede aparecer dificultad para centrarse en un tema e ir cambiando constantemente a otros. 
  • Tics mentales que refieren a pensamientos obsesivos sobre la sustancia, preocupaciones excesivas o pensamientos acelerados.
  • Insomnio que se produce por una interferencia del consumo con el sueño normal y puede acabar produciendo fatiga crónica.
  • Desestabilidad emocional relacionada con cambios bruscos en el estado de ánimo, desde euforia extrema a depresión severa y dificultad generalizada para regular sus emociones.
  • Paranoia y manía entendidas como una constante alerta o desconfianza de la persona hacia los demás que puede llevar a una ansiedad intensa y estados de euforia, hiperactividad y agitación extrema en la que la persona se puede mostrar excesivamente feliz, energética o agresiva. 

Adicción cocaína

Patrones de comportamiento

Hablar sobre el comportamiento de una persona con adicción a la cocaína puede ser complejo, ya que, cada persona es única, pero existen varios patrones de comportamiento que suelen ser comunes como, por ejemplo:

  • Cambios en el estado de ánimo que incluye euforia, irritabilidad, ansiedad y depresión.
  • Comportamiento impulsivo que lleva a decisiones arriesgadas o imprudentes.
  • Aislamiento social y familiar
  • Problemas financieros que pueden incluir deudas, robo o pérdida de empleo
  • Problemas de salud severos como problemas cardíacos, trastornos del sueño o psicosis.
  • Conducta de negación hacia el problema o la minimización del consumo y consecuencias negativas asociadas.
  • Tolerancia y dependencia a la sustancia que se manifiesta en un ciclo de consumo con mayores cantidades y mayor frecuencia progresivamente. 

placer adiccion a la cocaina centro rehabilitacion bonanova - Tics de un cocainómano y su comportamiento

Tratamientos y cómo ayudar

Ayudar a alguien con dependencia a la cocaína puede ser un desafío, pero existen algunos pequeños consejos que pueden ayudar a ofrecer apoyo y alentar a la persona a buscar ayuda. Es importante entender la naturaleza de la adicción y cómo afecta.

  • Podemos comunicar nuestra preocupación de manera compasiva y sin juzgar, asegurando que queremos ofrecer ayuda.
  • Podemos proporcionar de manera paralela recursos disponibles, como centros de tratamiento o profesionales especializados. Es importante que la persona sienta que la escuchamos activamente y sienta que le brindamos apoyo en el proceso largo y difícil.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE TRATAMIENTOS

En los siguientes artículos puede encontrar información ampliada sobre esta problemática: