En este artículo, compartimos toda la información sobre la droga Krokodil, desde sus efectos hasta las consecuencias y cómo salir de su adicción. Sigue leyendo para conocer más acerca de esta peligrosa droga.

¿Qué es la droga Krokodil o Zombie?

El Krokodil, también conocido como droga caníbal, zombie, desomorfina o dihidrodesoximorfina, es un opioide sintetizado por primera vez por Lyndon Frederic en 1932.

Aunque es un análogo de la morfina, el Krokodil es más tóxico y tiene un poder analgésico aproximadamente diez veces más potente.

Se caracteriza por tener un bajo coste y facilidad de elaboración, lo que hace que sea atractivo para muchos consumidores, quienes incluso lo pueden preparar en sus hogares, combinando codeína con otras sustancias, aumentando aún más su toxicidad.

krokodil droga zombie

El consumo de esta droga está limitado en España en comparación con el gran número de consumidores que se encuentran en países como Ucrania o Rusia. Sin embargo, se ha observado un aumento progresivo de su consumo en países de la Unión Europea y América.

Origen de la droga Caníbal

Originalmente fue utilizado con propósitos médicos, como analgésico, antitusivo o sedante, sin embargo, fue retirado del mercado debido a su alto potencial adictivo, riesgo de depresión respiratoria y efectos secundarios peligrosos, siendo las lesiones graves en la piel uno de los más preocupantes.

Por esta razón, se llegó al apodo de «Krokodil», aunque también es conocida como “droga zombie” o “droga caníbal” por los impactantes efectos en el físico de las personas consumidoras. 

droga krokodil

¿Qué consecuencias tiene su consumo?

Esta droga se consume principalmente por vía intravenosa, aunque también se utiliza por vía oral. Independiente de su vía de administración, el Krokodil presenta efectos nocivos tanto a corto como a largo plazo, que llevan a los expertos a considerarla una de las drogas sintéticas más peligrosas y adictivas hasta la fecha. 

Efectos a corto plazo del Krokodil

  • Los consumidores experimentan complicaciones graves en el tejido sanguíneo cerca del lugar de inyección, como úlceras, abscesos, tromboflebitis y hemorragias,
  • Infecciones en la piel que puede llevar a una descamación y aspereza notable.
  • Se pueden presentar daños neurológicos, incluyendo problemas en el habla, pérdida de memoria y concentración, que pueden manifestarse incluso antes de que aparezcan los primeros signos visibles de deterioro físico.

Efectos a largo plazo

  • El consumo continuado puede causar gangrena, infecciones graves en la piel y tejidos musculares, llegando incluso al hueso.
  • Osteonecrosis de la mandíbula y otras complicaciones
  • Periodontitis
  • Neumonías
  • Meningitis
  • Daño cerebral fatal, llevando a la muerte en menos de dos años a aquellos que consumen la droga de forma habitual.

¿Cómo salir de la droga caníbal?

A pesar de existir tratamientos efectivos para la adicción a los opioides, solo el 10% de los afectados recibe atención.

La estrategia de tratamiento predominante en la actualidad implica una desintoxicación mediante el uso de sustitutos de opiáceos, lo que proporciona una mayor estabilidad al paciente durante un período prolongado.

Para aquellos que logran la abstinencia a través de la desintoxicación médica, se les recomienda sostener un tratamiento a largo plazo para evitar recaídas, combinando el trabajo terapéutico de psiquiatras y psicólogos.

En Centro Bonanova, contamos tanto con una clínica para la desintoxicación médica, así como con un equipo de psicólogos y psiquiatras especialistas en adicciones que pueden acompañar a lo largo de este proceso.

Más información