Búsqueda: tratamiento cannabis
Home > Búsqueda: tratamiento cannabis

Tendencias en el consumo de drogas en Europa

El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías realiza un informe de forma periódica en el que analiza los riesgos para la salud a medida que cambian los productos y las tendencias de consumo.

El Informe publicado en 2016, describe un mercado de las drogas en Europa con una gran capacidad de adaptación en el que existen algunos indicadores que demuestran la tendencia ascendente del cannabis y las drogas estimulantes.

consum europa tabla

 

 

 

 

 

 

 

En resumen los resultados de dicho informe sobre las tendencias de consumo de drogas son:

  • Confirma el regreso de la MDMA («éxtasis») como uno de las drogas estimulantes predilectas entre los jóvenes en Europa. Alrededor de 2,1 millones de adultos jóvenes (entre 15 y 34 años) declaran haber consumido MDMA durante el último año (1,7 % de este grupo de edad). Aunque en los últimos años el consumo de MDMA había registrado un descenso, los datos de las últimas encuestas apuntan a un incremento de su consumo en Europa.
  • Hay tres países en toda Europa donde la prevalencia de consumo de otra droga estimulante, la cocaína,  supera el 3%. Son Reino Unido, Países Bajos y España, donde la tendencia de la prevalencia ha aumentado desde 2008, según este informe. España sigue siendo el país donde más cocaína se incautó en toda Europa, con 22 toneladas. Lo mismo ocurre con el hachís, el 66% de todo el cannabis de Europa se incautó en España.
  • Una de las pruebas que realiza el Observatorio para analizar las tendencias de consumo de drogas, consiste en analizar las aguas residuales durante una semana en las principales ciudades europeas. Este análisis descubrió que Barcelona está en tercer lugar, detrás de Amberes y Ámsterdam, en cuanto a restos de cocaína. Los resultados de análisis de aguas residuales y los datos de incautaciones y encuestas muestran también que el consumo de cocaína parece mayor en los países del sur y oeste de  Europa, mientras que el consumo de anfetaminas es mucho más habitual en los países del norte.
  • Este informe también muestra preocupación por el aumento del consumo de cannabis, su potencia y la demanda de tratamiento. Se estima que en torno a 16,6 millones de jóvenes europeos (15-34 años) han consumido cannabis en los últimos 12 meses. Aunque los niveles de consumo difieren entre los países, en general no parecen estar disminuyendo en Europa y existen indicios de un cierto incremento.

mapa consum europa 16

Este análisis, tomado en su conjunto, pone de relieve que el consumo de drogas y sus consecuencias,  sigue siendo un reto para las políticas europeas sobre drogas.

leer más
Etiquetas: , , , , , , Publicado en Adicciones Centro Bonanova dejar cannabis dejar cocaína desintoxicación cannabis desintoxicación cocaína desintoxicación drogas rehabilitación cannabis rehabilitación cocaina tratamiento cannabis tratamiento cocaina

Adicción y literatura

El 16 de marzo se presentó en Madrid el libro  “Drogadictos”, que reúne relatos de 12 autores españoles y latinoamericanos sobre el tema de la adicción (ed. Demipage).

Doce autores, doce drogas. Algunos relatos son testimoniales, como el del autor que confiesa que tomó éxtasis mientras trabajó en Barcelona en una revista determinada. Otros son pura ficción.

libro drogadictos

El editor y los autores admiten que no querían hacer apología del consumo, ni caer en los mitos de la rebeldía, ni en la exaltación del uso de sustancias para potenciar la creatividad como algunos músicos o artistas han hecho. Querían un acercamiento al tema de la  adicción  desde un ángulo distinto, y como el mismo editor dice: “vivimos en un mundo donde se consumen (las drogas) y unos escritores te están proponiendo historias para que tú puedas tomar tu propia decisión”.

Escribir sobre la adicción a las drogas no es nuevo. Hagamos un repaso.

-        Thomas de Quincey, “Confesiones de un comedor de opio”. 1821. Memorias del escritor británico en las que describe de forma descarnada su propio consumo de opio que inició para tratarse una neuralgia.

-        Charles BaudelaireLos paraísos artificiales’ 1858. Ensayo sobre el carácter destructivo de dos de las drogas que más se utilizaban en Francia en esa época: el hachís y el opio.

-        Mijail Bulgakov, ‘Morfina’. 1926. Médico rural en su juventud, se recetó a sí mismo morfina para paliar los dolores de la difteria. Describe perfectamente las ensoñaciones de la droga.

-        Jean Cocteau, “Opio. Diario de una Desintoxicación”. Otro autor de los que se enganchó al opio. Cocteau, pasó dos años en la clínica de Saint-Cloud para desintoxicarse. En esta obra, tipo diario, reflexiona sobre la vida y sobre las experiencias vividas bajo la adicción.

-        Jim Carroll, “Diario de un Rebelde”, título original “The Basketball Diaries”, 1978. Diarios del poeta y cantante durante su adolescencia. Lo que empezó siendo un consumo cuyo fin era mejorar sus resultados en baloncesto terminó en una adicción adolescente a la heroína que recuerda, inevitablemente, a Christianne F., que también plasmó su experiencia en libro. Se realizó una película en  1995

-        Hubert Selby Jr. ‘Réquiem por un sueño’ 1978. Selby, el autor, un adicto a los analgésicos a quien la tuberculosis y la cirugía habían dejado con apenas medio pulmón en activo,  sabía de lo que hablaba y en su segunda novela con sus explícitas descripciones adictivas crea el reverso siniestro del sueño americano. También tiene película, impactante y cruda del año 2000.

ICULT TABACO

El libro “Drogadictos”, lleva las suficientes dosis de reflexión como para que no sea uno de tantos libros en los que predomina la apología, o la moralina sobre la adicción y las drogas. Además está ilustrado por el francés Jean-François Martin, ilustrador habitual de periódicos como Le Monde, The Guardian o The New York Times. Martin utiliza dibujos infantilizados de una serie de animales -gatitos, cigüeñas, burros o perros- con evidentes signos de haber estado en contacto con sustancias nada “inocentes”. Ese contrapunto entre los dibujos infantiles y las crudas historias le da fuerza  al libro, e impacta en el lector.

Esperamos que os guste.

leer más
Etiquetas: , , , , , Publicado en Adicciones Centro Bonanova

Estigmatización de la persona con trastorno adictivo

Actualmente sigue habiendo dificultades a la hora de entender las adicciones, encontrándonos con  falta de comprensión e  incluso rechazo de este tipo de pacientes, al no entender que se trata de enfermos con los mismos derechos a ser atendidos como cualquier persona que sufra otro tipo de patología. Cuando hablamos de esta problemática nos estamos refiriendo al estigma de la persona con trastorno adictivo.

estigma mano

Han pasado décadas desde que se reconoció la adicción como una enfermedad, pero la persona que ha desarrollado un trastorno adictivo sigue siendo considerada como alguien vicioso que ha elegido ponerse enfermo. Esta consideración sigue vigente en la mayoría de la sociedad, incluso entre los familiares de la persona adicta, y en el mismo afectado/a.

En los años setenta se introduce el concepto de Síndrome de dependencia alcohólica que sustituye al indeterminado término de alcoholismo, y en 1975 la O.M.S publica el Manual sobre Dependencia de las Drogas (Kramer, J.F. y Cameron D.C. 1975) en donde se describen diferentes tipos de dependencia a drogas, siendo el punto de inicio de la consideración de las dependencias como enfermedad.

Es a partir de aquí que ya no se habla de vicios y aspectos morales sino de entidades nosológicas definidas científicamente y que son merecedoras de ser tratadas por profesionales de los diferentes campos, ya sean médicos, psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, educadores,… es decir, se empieza a tratar la dependencia con un abordaje bio-psico-social.

A nivel social, pocos entienden la dimensión integral de la enfermedad, siendo la  gran mayoría de las personas con problemas de adicción rechazados,  apartados y estigmatizados.

Es por eso que la sociedad científica Sociodrogalcohol (Sociedad Científica Española de Estudios sobre el alcohol y otras toxicomanías) pone en marcha un plan de sensibilización en torno al trastorno adictivo que se desarrollará a lo largo de todo el año 2017.

estigma pajaro

El plan contempla muchos objetivos, resumidos  en el documento , y aquí destacaremos algunos de los que consideramos más importantes:

  • Reclamar la existencia de estructuras asistenciales acordes a las necesidades de los pacientes y sus familias: Tratamientos ambulatorios, Recursos hospitalarios para desintoxicación, Centros de día, Comunidades Terapéuticas, programas específicos de trastornos duales, Viviendas tuteladas, Programas de reinserción y Apoyo y coordinación con los grupos de ayuda mutua.
  •  Dotar cada servicio con unos equipos mínimos de profesionales, acordes a sus características, en los que se trabaje de forma multidisciplinar con un enfoque bio-psico-social.
  • Aumentar el conocimiento social sobre que la adicción es una enfermedad  haciendo ver que la persona adicta es una persona normal que presenta un problema de salud
  •  Aumentar la normalización y entendimiento social sobre que la enfermedad no es un vicio ni una elección personal.

 

El plan consistirá en la realización de cartelería y folletos que se repartirán por los centros de salud, elaboración de material para difundir en los medios de comunicación, redes sociales y página web (vídeo, cuñas, carteles, etc.), así como la realización de debates y jornadas a nivel autonómico y nacional sobre el trastorno adictivo.

leer más
Etiquetas: , , , , , , Publicado en adicción alcohol adicción cocaína Adicciones Alcoholismo Centro Bonanova desintoxicación alcoholismo desintoxicación cannabis desintoxicación cocaína desintoxicación drogas Rehabilitación alcohol rehabilitación cannabis rehabilitación cocaina

Facilitación de la adicción y codependencia

En una entrada del mes pasado hablamos sobre la codependencia y qué consecuencias traía en la adicción. Hoy vamos a entrar un poco más en qué consiste y cómo actúa.

La  codependencia es una forma de relación inadecuada que potencia y facilita la adicción en el familiar afectado. ¿Cómo es eso? ¿Cómo ocurre?

La principal característica del codependiente es su HIPERTOLERANCIA, es decir,  la capacidad de soportar emociones y/o situaciones que otras personas no tolerarían y por tiempo prolongado. Conforme el codependiente va desarrollando esta hipertolerancia, se va sometiendo  cada vez a más y más  estrés, hasta que llega un momento en donde entra en crisis, y  pueden aparecer  trastornos  tales como: depresión, ansiedad, trastornos en el apetito, fobias, somatizaciones (dolores y /o alteraciones gástricas, dolor de cabeza recurrente, dolores musculares, etc.) y es entonces cuando puede empezar a plantearse que necesita ayuda personal. Con este razonamiento el codependiente pospone su propia ayuda hasta que presenta alguna complicación grave.

Candado-amor-puente-550x357

En resúmen, el codependiente pierde el control de su propia vida y sus propios límites, e invierte toda su energía en la persona que presenta la adicción. Tiene una gran necesidad de sentirse útil y de sentirse importante para los demás y paga un precio muy alto por ello.

 

 

¿Cómo se produce este proceso de facilitación de la adicción? Aparecen las siguientes actitudes:

1.- Sobreprotección: Se refiere a los intentos del codependiente de cubrir, salvar y proteger al adicto para que no experimente  las consecuencias negativas que el uso de la sustancia produce en la vida del adicto, escudándolo y protegiéndolo.

2.- Intentos de Control: Es la compulsión por controlar al adicto, sus conductas, pensamientos y sentimientos, autoimponiéndose a sí mismo metas irracionales que solo terminan produciendo más ira, confusión y desesperanza.

3.- Asumir las Responsabilidades del otro: Cuando el adicto deja de cumplir con sus responsabilidades cotidianas o familiares, el codependiente asume estas responsabilidades con la justificación de evitar una crisis. La paradoja es que de todos modos las crisis se producen y el codependiente se va cargando cada vez con más tareas, lo que al final impiden su funcionamiento en la vida diaria y afectan su salud.

4.- Racionalización y Adaptación: Al racionalizar lo que hace el adicto o justificarlo, el codependiente le refuerza el sistema de negación, de modo que el adicto es  cada vez menos capaz de ver la gravedad de su adicción. Esto termina produciendo un ambiente familiar donde se “normalizan” los comportamientos propios de la adicción y la familia se adapta a la enfermedad.

5.- Cooperación y Colaboración: En su afán de  controlar la conducta del adicto, el codependiente muchas veces acompaña al adicto en su uso, o le ayuda en el proceso del consumo, lo cual envía un mensaje muy directo de aprobación de la conducta adictiva, aún que la intención no haya sido esa.

6.- Rescate y Sumisión: Las conductas de rescate que además se conjugan con la sumisión del codependiente a la dinámica del proceso adictivo, convierte al codependiente en alguien al servicio del proceso adictivo que lógicamente apoya el avance de la adicción.

7.- Funcionamiento en espejo: Si él o ella está bien, yo estoy bien; pero si está mal, yo estoy peor.

codependencia flechas

Todo esto lleva al codependiente a un gran sufrimiento emocional, tal como sentimientos de culpa, miedo al otro, miedo a la incertidumbre, sentimientos de vergüenza hacia si mismo y hacia el adicto, resentimientos, rabia, etc.

Lo importante es tomar conciencia de la codependencia y poder tratarla, y de esta manera se impide que se facilite el avance de la adicción en el adicto y se establecerán nuevos patrones de relación familiar que serán más adecuados para la recuperación y la salud de todos en general.

Todo esto se puede modificar una vez que el codependiente acepte la ayuda. Esto es de las partes más difíciles, puesto que el codependiente dentro del núcleo familiar funciona como el “responsable” y el “bueno”.  Supuestamente el único que está “mal” y es el “culpable de todo” es el adicto, por lo tanto hay que “cambiar”, “curar”, etc… al que tiene el problema de adicción. Pero ya sabemos que esto no es así.

leer más
Etiquetas: , , , , , , , , , Publicado en adicción alcohol adicción cocaína Adicciones Centro Bonanova Rehabilitación alcohol rehabilitación cannabis rehabilitación cocaina

Cannabis: Uso terapéutico, uso recreativo, dependencia

Actualmente el consumo de cannabis está muy extendido y día a día parece cada vez más normalizado. Algunas señales de ello son por ejemplo la proliferación de asociaciones o clubes cannábicos, los cambios en la regulación de su consumo en algunos lugares del mundo, y la posibilidad de cultivar las propias plantas en casa.

Es posible que parte de esa normalización del uso y consumo de cannabis tenga relación con algunos de los mensajes que aparecen asociados habitualmente, como el ser una sustancia “natural” o el uso “terapéutico” que se puede hacer de él, mensajes que solo son ciertos de forma parcial.

De natural tiene lo mismo que muchas otras sustancias que por muy naturales que sean pueden ser dañinas para el organismo o incluso mortales (por ejemplo algunos venenos naturales mortíferos).

En cuanto a su uso terapéutico, si que hay estudios científicos que avalan que algunas sustancias contenidas en el cannabis pueden ayudar a aliviar o mejorar síntomas de algunas enfermedades, como por ejemplo, mejorar síntomas de espasticidad en pacientes con esclerosis múltiple, aliviar dolor, vómitos y nauseas en pacientes que reciben tratamiento de quimioterapia, radioterapia, y medicación antiretroviral, también actúa como estimulante del apetito. Pero no hay que perder de vista que el cannabis no cura ninguna de esas enfermedades o patologías, sino que en algunos casos, puede ayudar a aliviar los síntomas. Y además es importante saber que el tratamiento con cannabis será efectivo y seguro si está bajo control médico.compuestoscannabis

Pero el uso Terapéutico y el uso lúdico o recreativo del cannabis son dos cosas completamente diferentes y como el mismo Colegio de Farmacéuticos de Barcelona dice: “Aprovechar el debate sobre el uso terapéutico para reforzar otros intereses ligados a la legalización y para extender el mensaje de que el cannabis es inofensivo es una falta de responsabilidad importante”.

El cannabis es una sustancia adictiva que se deposita en la grasa y, por tanto, tarda días en desaparecer del organismo. Una de las grasas afectadas es la de la prolongación de las neuronas en el cerebro. Esto provoca menos velocidad en la transmisión de información entre neuronas. Los efectos de esto son:  Falta de coordinación visual y motora, falta de memoria, dificultades de aprendizaje y no saber gestionar la respuesta emocional. En los casos más extremos, puede producir irritabilidad y violencia.

Su consumo regular puede producir alteraciones médicas y psiquiátricas, como irritación del sistema respiratorio, bronquitis crónica y reducción de la inmunidad. Y a nivel psiquiátrico, los efectos pueden ser desmotivación, dificultad o incapacidad de emprender cualquier acción (apragmatismo), la tendencia creciente a postergar o retrasar actividades, situaciones o decisiones (procrastinación), puede generar crisis de angustia, depresión, puede ser el desencadenante de trastornos psicóticos en función de la vulnerabilidad de la persona y por supuesto puede llevar a una adicción.

Por todo esto es muy importante diferenciar entre el uso terapéutico y recreativo o lúdico del cannabis porque cuando a alguien se le prescribe un medicamento cuyo componente principal es un derivado del mismo es “porque a esa persona le pasa algo muy serio en su vida”.

leer más
Etiquetas: , Publicado en Adicciones

Síntomas predictores para realizar un tratamiento de cannabis

Uno de los problemas para reconocer si una persona necesita un tratamiento de cannabis es que las manifestaciones iniciales del trastorno por abuso de cannabis no son valoradas por el consumidor de manera adecuada. Estos síntomas consisten en abandono del grupo de amigos no consumidores, desinterés por actividades que no tengan relación directa con el consumo y preocupación por disponer de cannabis.

El consumidor de cannabis comienza a entender la importancia de iniciar un tratamiento de cannabis cuando estos signos de que algo le pasa se acompañan por el uso compulsivo de la sustancia, a partir de este momento el paciente pasa de un trastorno por uso a un trastorno por dependencia.

El consumidor en este momento se halla en un momento pre-contemplativo, es decir, si da el paso o no da el paso de iniciar un tratamiento de cannabis. Esta fase se caracteriza porque son los otros los que le llaman la atención sobre su consumo excesivo y las alteraciones cognitivas. Son los familiares, profesores o amigos los que fundamentalmente intentan que la persona tome real conciencia de su dependencia.

En otras ocasiones, son las personas los que acuden solicitando un tratamiento de cannabis después de algún fracaso a nivel escolar, laboral o por molestias físicas. El trastorno puede ir acompañado de un síndrome de abstinencia caracterizado por irritabilidad, agresividad, inquietud, nerviosismo, ansiedad, disminución o pérdida del apetito y dificultades para dormir, incluyendo la presencia de sueños extraños, que mejoran con el consumo de cannabis Este síndrome puede aparecer a los 3-7 días de cesar el consumo y suele resolverse pasados unos 28 días.

El papel del entorno afectivo es muy importante para que el paciente decida iniciar un tratamiento de cannabis, pero una serie de acciones guiadas por la incomprensión de la enfermedad, el miedo y las falsas creencias puede llegar a posponer durante mucho tiempo una decisión adecuada. En tal sentido lo mejor es buscar asesoramiento profesional para inclinar la balanza hacia la salud de la persona dependiente.

leer más
Etiquetas: Publicado en tratamiento cannabis

Obstáculos para el tratamiento de cannabis: los mitos sobre el consumo de porros

Uno de los problemas para iniciar un tratamiento de cannabis es la permisividad que tiene este tóxico a nivel social. Esta permisividad es efecto de lo que se denominan mitos en relación con el consumo de cannabis. Estos mitos corren como moneda falsa de mano en mano. Veamos algunos de estos mitos para desmitificarlos.

Muchos pacientes al iniciar un tratamiento de cannabis realizan afirmaciones como la siguiente: “un porrito sólo en las fiestas no pasa nada”. Esto es falso, porque los efectos del cannabis dependen de la vulnerabilidad de la persona y/o la cantidad de la dosis. Los efectos que pueden producir son ansiedad, ataque de pánico, llegando incluso a una psicosis inducida por el consumo (tener ideas delirantes, alucinaciones, etc.)

Otro obstáculo para un eficaz tratamiento de cannabis son los efectos positivos de consumir porros. Es el mito de pensar que los porros te permiten superar situaciones complicadas. Es cierto que a corto plazo, el fumar porros reduce la ansiedad. Sin embargo, cuando se consume de manera frecuente puede producir disfunciones en las habilidades de la persona como tener una percepción distorsionada de las cosas, posponer y no solucionar los problemas.

Pero un mito que es más problemático para poder iniciar un tratamiento de cannabis es el que sostiene que “fumar cannabis resulta menos perjudicial que fumar tabaco”. Por un lado están los efectos del cannabis sobre la salud corporal ya que el cannabis contiene muchos de los carcinógenos y mutágenos del tabaco y en mayor cantidad (un 50% más). Además, la forma de consumirlo (fumada, sin filtro y con aspiraciones profundas) aumenta los riesgos de padecer cáncer. Tiene efecto broncodilatador, lo que favorece la absorción de las sustancias tóxicas, y al igual que ocurre con el tabaco, también es perjudicial para los fumadores pasivos.

Pero, por otro lado, el pensar que un tóxico es más saludable que otro tóxico, es como pensar que un veneno es más saludable que otro veneno. Uno inmediatamente diría que un veneno es un veneno. Ciertamente, un tóxico es un veneno y, por lo tanto, no hay comparaciones porque todo veneno es perjudicial.

leer más
Etiquetas: Publicado en tratamiento cannabis
Página 1 de 11