Búsqueda: soporte familiar adicciones
Home > Búsqueda: soporte familiar adicciones

Facilitación de la adicción y codependencia

En una entrada del mes pasado hablamos sobre la codependencia y qué consecuencias traía en la adicción. Hoy vamos a entrar un poco más en qué consiste y cómo actúa.

La  codependencia es una forma de relación inadecuada que potencia y facilita la adicción en el familiar afectado. ¿Cómo es eso? ¿Cómo ocurre?

La principal característica del codependiente es su HIPERTOLERANCIA, es decir,  la capacidad de soportar emociones y/o situaciones que otras personas no tolerarían y por tiempo prolongado. Conforme el codependiente va desarrollando esta hipertolerancia, se va sometiendo  cada vez a más y más  estrés, hasta que llega un momento en donde entra en crisis, y  pueden aparecer  trastornos  tales como: depresión, ansiedad, trastornos en el apetito, fobias, somatizaciones (dolores y /o alteraciones gástricas, dolor de cabeza recurrente, dolores musculares, etc.) y es entonces cuando puede empezar a plantearse que necesita ayuda personal. Con este razonamiento el codependiente pospone su propia ayuda hasta que presenta alguna complicación grave.

Candado-amor-puente-550x357

En resúmen, el codependiente pierde el control de su propia vida y sus propios límites, e invierte toda su energía en la persona que presenta la adicción. Tiene una gran necesidad de sentirse útil y de sentirse importante para los demás y paga un precio muy alto por ello.

 

 

¿Cómo se produce este proceso de facilitación de la adicción? Aparecen las siguientes actitudes:

1.- Sobreprotección: Se refiere a los intentos del codependiente de cubrir, salvar y proteger al adicto para que no experimente  las consecuencias negativas que el uso de la sustancia produce en la vida del adicto, escudándolo y protegiéndolo.

2.- Intentos de Control: Es la compulsión por controlar al adicto, sus conductas, pensamientos y sentimientos, autoimponiéndose a sí mismo metas irracionales que solo terminan produciendo más ira, confusión y desesperanza.

3.- Asumir las Responsabilidades del otro: Cuando el adicto deja de cumplir con sus responsabilidades cotidianas o familiares, el codependiente asume estas responsabilidades con la justificación de evitar una crisis. La paradoja es que de todos modos las crisis se producen y el codependiente se va cargando cada vez con más tareas, lo que al final impiden su funcionamiento en la vida diaria y afectan su salud.

4.- Racionalización y Adaptación: Al racionalizar lo que hace el adicto o justificarlo, el codependiente le refuerza el sistema de negación, de modo que el adicto es  cada vez menos capaz de ver la gravedad de su adicción. Esto termina produciendo un ambiente familiar donde se “normalizan” los comportamientos propios de la adicción y la familia se adapta a la enfermedad.

5.- Cooperación y Colaboración: En su afán de  controlar la conducta del adicto, el codependiente muchas veces acompaña al adicto en su uso, o le ayuda en el proceso del consumo, lo cual envía un mensaje muy directo de aprobación de la conducta adictiva, aún que la intención no haya sido esa.

6.- Rescate y Sumisión: Las conductas de rescate que además se conjugan con la sumisión del codependiente a la dinámica del proceso adictivo, convierte al codependiente en alguien al servicio del proceso adictivo que lógicamente apoya el avance de la adicción.

7.- Funcionamiento en espejo: Si él o ella está bien, yo estoy bien; pero si está mal, yo estoy peor.

codependencia flechas

Todo esto lleva al codependiente a un gran sufrimiento emocional, tal como sentimientos de culpa, miedo al otro, miedo a la incertidumbre, sentimientos de vergüenza hacia si mismo y hacia el adicto, resentimientos, rabia, etc.

Lo importante es tomar conciencia de la codependencia y poder tratarla, y de esta manera se impide que se facilite el avance de la adicción en el adicto y se establecerán nuevos patrones de relación familiar que serán más adecuados para la recuperación y la salud de todos en general.

Todo esto se puede modificar una vez que el codependiente acepte la ayuda. Esto es de las partes más difíciles, puesto que el codependiente dentro del núcleo familiar funciona como el “responsable” y el “bueno”.  Supuestamente el único que está “mal” y es el “culpable de todo” es el adicto, por lo tanto hay que “cambiar”, “curar”, etc… al que tiene el problema de adicción. Pero ya sabemos que esto no es así.

leer más
Etiquetas: , , , , , , , , , Publicado en adicción alcohol adicción cocaína Adicciones Centro Bonanova Rehabilitación alcohol rehabilitación cannabis rehabilitación cocaina

La adicción a sustancias y la codependencia de la familia

El uso del término codependencia se remonta a los años cincuenta cuando en los Estados Unidos a las esposas de los alcohólicos se les llamaba co-alcohólicas. Posteriormente, en la década de los setenta comenzó a emplearse el término para denominar a aquellas personas que poseen una relación estrecha con un adicto a cualquier sustancia y que, de alguna manera, desarrollan una relación enfermiza con él que les lleva a la facilitación de la adicción y a enfermar.

qué-es-la-codependencia-420x281-300x201

La familia también sufre las consecuencias de que uno de sus integrantes consuma drogas o alcohol. Los sentimientos de frustración, culpabilidad, impotencia, etc… que experimenta la familia alrededor de esa adicción pueden producir un trastorno conocido como codependencia.

El codependiente es el que se dedica a cuidar y a “salvar” a la persona con adicción involucrándose de una forma obsesiva en las situaciones y problemas del familiar adicto frustrándose ante los repetidos fracasos (recaídas), llegando a adquirir características y conductas tan anormales como las del propio adicto. El codependiente puede llegar a perder el control de su propia vida y de sus límites, invirtiendo toda su energía en el adicto, llegando a la negligencia de sí mismo y el debilitamiento de su propia identidad desequilibrándose en las áreas personal, familiar, laboral y social e involucrándose hasta el punto de vivir por y para el adicto.

Podemos definir también la codependencia como un tipo de dependencia a las relaciones o de dependencia emocional.  Se forma en el vínculo enfermizo con la figura de apego: el niño o niña siente que si se preocupa por su madre/padre será correspondido en su necesidad de afecto y si no se preocupa puede ser abandonado. Esta situación genera una forma de vincularse adictiva.

¿Cuáles son los síntomas de la Codependencia?

1) Estar siempre preocupado por complacer a los demás. Las personas codependientes sacrifican sus necesidades para atender primero las de su pareja o de otras personas.

2) Tener dificultades en decir que no o en expresar sus preferencias.

3) Baja autoestima. La autoestima de las personas codependientes depende en gran medida de la aprobación de los demás. Se preocupan demasiado por lo que los demás piensan de ellos.

4) Miedo a ser rechazado o a ser abandonado.

5) Negación. Hacen la vista gorda sobre aspectos problemáticos de su pareja y de la relación.

6) Pasan su tiempo tratando de cambiar a su pareja u otras personas significativas.

7) Límites difusos. Las personas codependientes a menudo se sienten responsables por los sentimientos y problemas de los demás. Se muestran excesivamente empáticos. Como tienen límites difusos, absorben con facilidad las emociones de los demás.

8) Siguen atrapados en una relación insatisfactoria y a veces extremadamente abusiva, aunque en el fondo sepan que esa relación no les conviene.

9) Control. Los codependientes a menudo sienten la necesidad de controlar (de forma implícita o explícita) a los que están a su alrededor. Lo hacen porque controlar les aporta seguridad.

10) Tener obsesiones. Las personas codependientes tienden a pasar mucho tiempo pensando en otras personas o en los errores que han cometido.

Estos síntomas se presentan primero con la persona adicta con la que hay un vínculo afectivo, pero luego se transfiere a otras relaciones, generalizándose.

codependencia-2

Paradójicamente además, la familia afectada por una adicción termina produciendo un sistema de conductas que apoyan al desarrollo de la adicción. Como decíamos al principio, la codependencia acaba facilitando la adicción de la persona enferma. La conducta codependiente es también una respuesta enferma al proceso adictivo, pero además se convierte en un factor clave en la evolución de la adicción. O sea que la codependencia promueve el avance del proceso de la adicción.

A este concepto le llamamos “facilitación”, y puede tomar diversas formas que oscilan entre la colaboración y la agresión. Los codependientes no pueden darse cuenta de que están facilitando el problema, en parte por la negación y en parte porque están convencidos que su conducta está justificada, debido a que están “ayudando” a que el adicto no se deteriore más, y a que la familia no se desintegre.

Las relaciones familiares y la comunicación se van haciendo cada vez más disfuncionales, debido a que el sistema familiar se va enfermando progresivamente. La comunicación se hace más confusa e indirecta, de modo que es más fácil encubrir y justificar la conducta del adicto, haciendo su aparición la facilitación de la adicción.

Por eso, es absolutamente recomendable que se incluya a la familia en los tratamientos con el drogodependiente, para que no se genere la codependencia o tratarla si ya está presente. Esa es la mejor ayuda que puede dar la familia.

leer más
Etiquetas: , , , Publicado en Adicciones Centro Bonanova Psicología

Ayuda a las familias con problemas de alcoholismo

Hace ya mucho tiempo que se sabe que el alcoholismo no afecta sólo a la persona que lo padece, sino a toda la familia, es decir, se considera una enfermedad familiar.

Los profesionales expertos en adicciones  hace ya años que tienen en cuenta este hecho y atienden y ayudan a las familias que tienen alguno de sus miembros afectados por el alcoholismo.  Un grupo de dichos profesionales pusieron en marcha, ya en 1996,  un programa específico (Programa Alfil) destinado a la prevención familiar de las consecuencias del alcoholismo en las familias, preferentemente en los hijos. Desde este programa se han realizado diversos materiales divulgativos, de autoayuda y de formación, así como científicos.

El programa Alfil creó un material divulgativo  que sirve de guía a las  familias para detectar y afrontar un  problema de alcohol en casa.

PadreAlcoholico

A modo de resumen destacaremos aquí algunos de  los puntos importantes de este material:

¿Hay un problema con el alcohol en casa?

  • No es fácil de detectarlo, y cuando se hace es que ya es tan grande que es evidente. Lo que suele pasar es que toda la familia nota que algo está pasando, que algo está alterando las costumbres o la organización familiar, pero no está claro que es lo que pasa.
  • Suele justificarse el comportamiento de la persona que tiene el problema, aunque conlleve desconcierto y confusión.
  • Se crea tensión, estrés y alteración de las normas y costumbres familiares, lo que provoca desconfianza y frustración.
  • Hay graves problemas de comunicación que acaban creando un “secreto de familia”, es decir, esas cosas de las que no se puede hablar, aunque nos afectan mucho, y que todo el mundo sabe. Cuando una familia se encuentra en una situación así, muchas veces siente que está en un callejón sin salida. No sabe qué hacer.

 

Un miembro de la familia tiene problemas con el alcohol. ¿Qué podemos hacer?

  • No hay que adaptarse a los cambios que se  vayan produciendo.
  • Buscar información sobre el alcoholismo
  • Hay que mantenerse firme en las normas y costumbres que siempre ha habido en casa.
  • Maneras de ayudar mejor a la persona que tiene el problema.

pare i fill OH

Tengo un problema con el alcohol ¿Qué pasa con mis hijos?

  • ¿Mi comportamiento puede causar trastornos en ellos?
  • ¿Les puede ocurrir a ellos lo mismo que a mí?
  • ¿Pueden aprender los hijos de la experiencia de los padres?

 

Mi padre/madre tiene un problema con el alcohol. ¿Qué pasa conmigo?

Preguntas que un niño o adolescente puede hacerse en esa situación y explicaciones:

  • ¿Tengo yo la culpa?
  • ¿Qué he hecho para que se comporte así?
  • ¿Es que no me quiere? ¿Qué puedo hacer yo?
  • ¿Por qué siento tanta rabia?

 

¿Dónde puedo pedir ayuda?

 

Este material es de una gran calidad y fue realizado por profesionales del alcoholismo con la colaboración de familiares de alcohólicos que estuvieron en tratamiento y sus  experiencias.

leer más
Etiquetas: , , , , , , , , , Publicado en adicción alcohol Alcoholismo Centro Bonanova dejar alcohol Rehabilitación alcohol Tratamiento alcohol

LA ACEPTACIÓN Y EL TRATAMIENTO

Hace unos meses, planteábamos el tema del papel de la familia en el tratamiento y la importancia que para ello tiene la escucha activa. 

Ahora introduciremos otro aspecto muy importante, la aceptación.

Todos tenemos dos clases de sentimientos hacia nuestros hijos, pareja, padres, etc…Los de aceptación y los de no aceptación.

tema-4-introduccion-a-la-escucha-activa-5-638

ÁREA de ACEPTACIÓN
(Lo que te acepto)

ÁREA de NO ACEPTACIÓN
(Lo que no te acepto)

Para simplificar las explicaciones nos referiremos a la relación padre-hijo, pero puede aplicarse a las relaciones entre diferentes miembros de la familia.

No hay nada más importante para un hijo que sentirse aceptado por sus padres. Aceptado íntegramente, con sus partes buenas y sus partes malas.

La situación de necesitar tratamiento para una adicción, o por cualquier otro problema, pone a prueba las relaciones entre los miembros de la familia, y en especial los aspectos que tienen que ver con la aceptación/rechazo de lo que pasa con el hijo/a.

El grado de aceptación que muestra un padre hacia su hijo está influido por:

-Las características del padre: “aceptante”/”rechazante”

-Las características del hijo

-El estado de ánimo de los padres en un momento dado

-La situación en la que se encuentran

Una aceptación falsa se da cuando algunos padres fingen aceptar parte de la conducta de sus hijos.

ACEPTACIÓN

ACEPTACIÓN FALSA

NO ACEPTACIÓN

Es mejor no tratar de ensanchar su área de aceptación más allá de lo que sus verdaderas actitudes alcanzan. Mejor que fingir, es darse cuenta de cuándo no está uno en actitud de aceptación y expresarlo. El fingir es contraproducente para el tratamiento.

 

PADRES ACEPTANTES-PADRES RECHAZANTES

Características del padre aceptador:

– Seguridad interior, Alta tolerancia, Contento de sí mismo, Independiente del entorno.

Características del padre rechazante:

– Rigidez interior, Poco receptivo,  Muy exigente con los demás,  Dependiente del entorno.

 

La aceptación integra del hijo produce:

– desarrollo y crecimiento personal: seguridad, confianza, deseo de superarse

– Cambios constructivos

– aprendizaje de resolución de problemas

– apertura, sinceridad, confianza

– desarrollo de la autoestima

adolescentes_maltrato

Cuando se rechazan los sentimientos del otro (por críticas, descalificaciones etc.) produce efectos destructivos para su personalidad así como para las relaciones, por cuanto que el rechazado:

– Hace que se calle.

– Se pone a la defensiva, se resiste a hablar.

– Le hace discutir, contraatacar.

– Le hace sentirse inadecuado, inferior.

– Le hace sentirse enojado, resentido.

– Le hace sentirse culpable, frustrado.

– Le hace sentirse incomprendido.

– Hace que disminuya su autoestima

 

Todo esto no significa que nos tenga que gustar todo lo que hace nuestro hijo. Eso es imposible. Lo importante es que no finjamos que nos gusta todo, sino que podamos ser conscientes de lo que nos gusta y de lo que no nos gusta, y podamos comunicarlo de forma adecuada y constructiva. Eso es aceptar. Aceptar lo bueno y lo malo, aceptar de forma íntegra a nuestro hijo o familiar le ayudará a estar más seguro y a funcionar mejor en el tratamiento.

 

 

 

leer más
Etiquetas: , , , Publicado en Adicciones Adolescencia Centro Bonanova Psicología Sin categoría

Paciente, familia y adicción a la cocaína

Cuando el paciente que tiene una adicción a la cocaína progresa en su tratamiento, comienza a notar que sus progresos no son reconocidos por el entorno afectivo de la manera que él cree que debería ser valorado. Existe un sentimiento de enfado porque los demás no valoran lo que el paciente hace y piensa que se subestima su esfuerzo y trabajo.

Esta diferencia de percepciones del paciente que realiza un tratamiento para superar la adicción a la cocaína y su entorno se deben en general a dos obstáculos que surgen en el proceso: El primero es la distorsión cognitiva del paciente y, el segundo, la pérdida de referencia de cuando el paciente es sincero.

El constante consumo de tóxicos genera que el paciente evalúe su vida y lo que sucede a su alrededor de manera particular a partir de determinados esquemas que interpretan los hechos de modo que le producen a la misa persona múltiples consecuencias negativas. Cuando se intenta superar la adicción a la cocaína, el paciente ha de comenzar a desmontar estos esquemas de interpretación fallidos. Sin embargo, cuando se trata de valorarse a sí mismo es más complicado. Porque entran en conflicto, lo que el paciente piensa de sí y lo que los demás ven en el paciente.

Es en este punto donde se engarza el segundo obstáculo. Muchas veces el paciente cuenta la historia desde el inicio de su recuperación de la adicción a la cocaína. Intenta pasar página de todos los malos momentos que le ha generado el consumo y espera en reciprocidad de los que le rodean que hagan lo mismo, dicho con otras palabras, espera que él y los demás “pasen página”.

Pero esto no es tan fácil para los demás porque, aunque quieren confiar, no tienen un criterio para evaluar las conductas del paciente. Además las personas significativas que rodean al paciente han sufrido por las situaciones que el paciente quiere pasar página. El entorno afectivo se pregunta “¿por qué ésta vez será la definitiva?”, la cuestión se complica porque el paciente lo que hace es comportarse de manera tranquila. Los familiares de paciente, por ejemplo, podrían estás contentos, sin embargo recela. La razón de este recelo es que el paciente otras veces se ha comportado de manera más o menos tranquila y era sólo apariencias. Es esta mezcla de recelos y distorsión lo que genera ese desfasaje entre los que el paciente avanza y lo que el entorno valora cómo supuestos avances.

La única solución es mantener en un tiempo prolonga la coherencia entre lo que el paciente dice y hace. Mientras tanto, el paciente tendrá que conformarse con sus avances y su abstinencia, lo cual no es poco cuando ha llevado años autodestruyéndose por la adicción a la cocaína.

 

 

leer más
Etiquetas: , , , , Publicado en adicción cocaína
Página 1 de 11