Búsqueda: juego online
Home > Búsqueda: juego online

Ludopatía: Apostadores deportivos

La ludopatía es un trastorno que ya fue definido como tal por la OMS en 1992, y en 2013 se incluye el trastorno de juego dentro de la categoría de trastornos adictivos en la quinta edición de la clasificación de los trastornos mentales (DSM-5) de la American Psychiatric Association.

El juego ha cambiado completamente en los últimos años, especialmente desde el boom de las apuestas on line, y esto ha traído un cambio también en la manera de aparecer y tratarse la ludopatía. Las apuestas online se convierten en una nueva modalidad de juego, sobre todo para muchos jóvenes, que no contemplan esta actividad como amenazante, algo que, por desgracia, desmiente la experiencia.

apuestas deportivas datos 2

El llamado sector recreativo digital –apuestas online– vive un momento álgido, con una publicidad agresiva y con la promesa de ganancias cómodas, algo que, sumado a la posibilidad de apostar sin límite horario, con inmediatez y anonimato, se convierte en una bomba de relojería que aumenta considerablemente el nivel de ludopatía.

Casi la mitad del dinero invertido en el sector recreativo digital tuvo que ver en el 2015 con eventos deportivos (48,8%), frente al 20,8% del póquer, según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego.

El juego on line crece al ritmo del 30% anual, tanto que en el ámbito del tratamiento de la ludopatía se empieza a distinguir a los apostadores deportivos como una categoría más específica y diferenciada de las categorías en las que se puede dividir la ludopatía o adicción al juego: el jugador presencial tradicional, y el jugador on line “genérico”.

Los apostadores deportivos son personas que habitualmente tienden a justificarse por su gran afición por el universo deportivo, dado que tienen la convicción de conocer bien a sus equipos favoritos y las disciplinas que les atraen, pero la realidad es que acaban apostando por deportes con los que nunca han tenido conexión.

En este tipo de apuestas se añaden factores de riesgo que complican las dinámicas compulsivas. Aquí puedes demostrar que sabes mucho de un deporte, por lo que interviene un factor diferente al azar, cosa que no sucede en las tragaperras o otros juegos, y  hace que sea muy habitual que aparezcan fantasías de ganarse la vida así, es decir, hacerse profesional, cosa que puede llevar a la ruina a una persona, en todos los sentidos del término.

Los pacientes con ludopatía en el entorno digital, gastan bastante más dinero y acumulan más deuda en menos tiempo que los pacientes con alguna ludopatía presencial.

apuestas-deportivas foto

Todo esto hace pensar en la necesidad de una regulación efectiva de la publicidad del juego, así como de impulsar campañas de sensibilización de colectivos especialmente vulnerables: jóvenes y personas con problemas previos de adicción.

leer más
Etiquetas: , , , , Publicado en Adicciones Centro Bonanova Internet Psicología

El juego online… intereses vs salud

En 2013 apareció la quinta edición de la clasificación de los trastornos mentales (DSM-5) de la American Psychiatric Association (APA, 2013), en la cual se incluye el trastorno de juego dentro de la categoría de trastornos adictivos, que es algo reclamado desde hace décadas desde los ámbitos clínicos, sociales y científicos. El juego ha llegado a tener la misma consideración que las drogas o el alcohol en cuanto a trastorno adictivo, pero no es así para las administraciones públicas y gobiernos que son los que tienen el poder de legislar, regular y procurar la prevención de la adicción.

A pesar de la gravedad del problema y de la relación evidente y directa que existe entre disponibilidad y accesibilidad de los juegos, las sucesivas regulaciones sobre esta materia en nuestro país han ido incrementando exponencialmente la oferta y el acceso a los juegos, así como el atractivo y publicidad de los mismos. En el momento actual nos encontramos en una situación de absoluta permisividad respecto del juego de azar, pareciendo que las autoridades no son conscientes de los riesgos que tiene la promoción excesiva del juego para la salud y el bienestar de los ciudadanos.

El quid de la cuestión es que tanto la disponibilidad como la accesibilidad, que —al igual que ocurre con el alcohol y otras drogas— son dos de los principales factores implicados en el desarrollo de la adicción, pueden ser controladas con adecuados sistemas de regulación; es decir, con leyes y reglamentos apropiados que tuvieran como uno de sus principales objetivos la prevención de los trastornos adictivos. Ése es, como ocurre con el alcohol, uno de los principales retos que tiene la legislación española actualmente en materia de juego.

apuestas-deportivas

El desarrollo de las tecnologías de la comunicación e información (TIC) también ha supuesto una revolución en el juego de azar. Los juegos son más accesibles gracias a los dispositivos electrónicos, al tiempo que la conexión a Internet ha supuesto el desarrollo de nuevas modalidades de juego y un incremento en la oferta, es decir, una mayor disponibilidad.

La legislación va a varios pasos por detrás de la realidad, hasta el punto que cuando se propuso legalizar el juego online mediante la Ley 13/2011 de Regulación del juego, hacía ya mucho tiempo que las empresas de juego online estaban operando en España de forma ilegal, o alegal (puesto que no tenían autorización para dicha actividad), aunque no clandestina, puesto que durante años han sido visibles con el patrocinio de equipos de la Liga de Fútbol Profesional.

Desde la legalización del juego online, la presencia en los medios de comunicación a través de publicidad y estrategias comerciales ha crecido de forma exponencial.

A día de hoy, el juego online está omnipresente en los medios de comunicación de masas puesto que, además, no existe una ley que regule específicamente la publicidad y las estrategias comerciales del juego de azar. Así pues, el problema no es que no haya campañas de prevención de adicción al juego, o que exista una concepción benévola sobre dicha actividad, sino que se está promocionando e incentivando de manera irresponsable.

La Administración ha dejado en manos del sector su propia regulación de la publicidad mediante un código de autocontrol que resulta totalmente insuficiente, ya que no tiene en cuenta las características especiales de la publicidad del juego, ni distingue entre comunicación comercial e incitación al consumo disfuncional. De esta manera, no solamente no se previenen los efectos adictivos del juego de azar, sino que se promociona e incentiva, buscando en los jóvenes nuevos nichos de mercado.

La situación es tan grave, que en menos de tres años desde la legalización del juego online, éste ya es la segunda causa de adicción al juego para los pacientes que buscan asistencia por su problema de ludopatía —sólo por detrás de las máquinas tragaperras— y la principal causa de la adicción al juego en jóvenes.

leer más
Etiquetas: , , , Publicado en Adicciones Adolescencia Internet Psicología
Página 1 de 11