Búsqueda: Dejar el cannabis
Home > Búsqueda: Dejar el cannabis

Facilitación de la adicción y codependencia

En una entrada del mes pasado hablamos sobre la codependencia y qué consecuencias traía en la adicción. Hoy vamos a entrar un poco más en qué consiste y cómo actúa.

La  codependencia es una forma de relación inadecuada que potencia y facilita la adicción en el familiar afectado. ¿Cómo es eso? ¿Cómo ocurre?

La principal característica del codependiente es su HIPERTOLERANCIA, es decir,  la capacidad de soportar emociones y/o situaciones que otras personas no tolerarían y por tiempo prolongado. Conforme el codependiente va desarrollando esta hipertolerancia, se va sometiendo  cada vez a más y más  estrés, hasta que llega un momento en donde entra en crisis, y  pueden aparecer  trastornos  tales como: depresión, ansiedad, trastornos en el apetito, fobias, somatizaciones (dolores y /o alteraciones gástricas, dolor de cabeza recurrente, dolores musculares, etc.) y es entonces cuando puede empezar a plantearse que necesita ayuda personal. Con este razonamiento el codependiente pospone su propia ayuda hasta que presenta alguna complicación grave.

Candado-amor-puente-550x357

En resúmen, el codependiente pierde el control de su propia vida y sus propios límites, e invierte toda su energía en la persona que presenta la adicción. Tiene una gran necesidad de sentirse útil y de sentirse importante para los demás y paga un precio muy alto por ello.

 

 

¿Cómo se produce este proceso de facilitación de la adicción? Aparecen las siguientes actitudes:

1.- Sobreprotección: Se refiere a los intentos del codependiente de cubrir, salvar y proteger al adicto para que no experimente  las consecuencias negativas que el uso de la sustancia produce en la vida del adicto, escudándolo y protegiéndolo.

2.- Intentos de Control: Es la compulsión por controlar al adicto, sus conductas, pensamientos y sentimientos, autoimponiéndose a sí mismo metas irracionales que solo terminan produciendo más ira, confusión y desesperanza.

3.- Asumir las Responsabilidades del otro: Cuando el adicto deja de cumplir con sus responsabilidades cotidianas o familiares, el codependiente asume estas responsabilidades con la justificación de evitar una crisis. La paradoja es que de todos modos las crisis se producen y el codependiente se va cargando cada vez con más tareas, lo que al final impiden su funcionamiento en la vida diaria y afectan su salud.

4.- Racionalización y Adaptación: Al racionalizar lo que hace el adicto o justificarlo, el codependiente le refuerza el sistema de negación, de modo que el adicto es  cada vez menos capaz de ver la gravedad de su adicción. Esto termina produciendo un ambiente familiar donde se “normalizan” los comportamientos propios de la adicción y la familia se adapta a la enfermedad.

5.- Cooperación y Colaboración: En su afán de  controlar la conducta del adicto, el codependiente muchas veces acompaña al adicto en su uso, o le ayuda en el proceso del consumo, lo cual envía un mensaje muy directo de aprobación de la conducta adictiva, aún que la intención no haya sido esa.

6.- Rescate y Sumisión: Las conductas de rescate que además se conjugan con la sumisión del codependiente a la dinámica del proceso adictivo, convierte al codependiente en alguien al servicio del proceso adictivo que lógicamente apoya el avance de la adicción.

7.- Funcionamiento en espejo: Si él o ella está bien, yo estoy bien; pero si está mal, yo estoy peor.

codependencia flechas

Todo esto lleva al codependiente a un gran sufrimiento emocional, tal como sentimientos de culpa, miedo al otro, miedo a la incertidumbre, sentimientos de vergüenza hacia si mismo y hacia el adicto, resentimientos, rabia, etc.

Lo importante es tomar conciencia de la codependencia y poder tratarla, y de esta manera se impide que se facilite el avance de la adicción en el adicto y se establecerán nuevos patrones de relación familiar que serán más adecuados para la recuperación y la salud de todos en general.

Todo esto se puede modificar una vez que el codependiente acepte la ayuda. Esto es de las partes más difíciles, puesto que el codependiente dentro del núcleo familiar funciona como el “responsable” y el “bueno”.  Supuestamente el único que está “mal” y es el “culpable de todo” es el adicto, por lo tanto hay que “cambiar”, “curar”, etc… al que tiene el problema de adicción. Pero ya sabemos que esto no es así.

leer más
Etiquetas: , , , , , , , , , Publicado en adicción alcohol adicción cocaína Adicciones Centro Bonanova Rehabilitación alcohol rehabilitación cannabis rehabilitación cocaina

Rehabilitación de cannabis y “ponerse a prueba”

En el proceso de rehabilitación de cannabis los avances consisten en idas y venidas, pocas veces el progreso es lineal. A meses de iniciar el tratamiento, el paciente vuelve a ponerse a prueba en situaciones que hacen tambalear la abstinencia obtenida hasta ese momento. Es una fase en el tratamiento en donde el paciente cree que puede hacer la misma vida que antes pero sin que esto le afecte en lo más mínimo. Sin embargo, esto no es así. Lo pacientes lo expresan muchas veces mediante la expresión “aguanté bien”.

Pero analicemos esta expresión: “Aguante bien”. Esta expresión nos pone en la pista de que algo no funciona bien en el tratamiento de rehabilitación de cannabis. Supongamos que el paciente asiste solo a un concierto de música donde la mayoría de los asistentes fuman porros. Si el paciente desea hacer una vida similar (asistir a un concierto solo), el aguantar nos dice que el mismo paciente está soportando una situación que le genera algún tipo de malestar. Si no hay malestar, entonces describiría la situación como “disfrute mucho”. El aguantar es un indicio de que si el paciente continua exponiéndose a este tipo de situaciones, entonces está generando las condiciones de posibilidad de una recaída factible.
 
El entorno afectivo (padres, pareja, amigos, etc.) también nota que cuando el paciente hace estas pruebas, empieza a ver conductas que tienen una aire de familiar con situaciones recaída: Cambio de planes, no cumplir acuerdos, etc. ¿Pero qué puede hacer el entorno afectivo para colaborar en el tratamiento de rehabilitación de cannabis?
 
En primer lugar, comunicar estas observaciones al paciente y decirle que se pondrá en contacto con el equipo terapéutico. La o las personas que hablen al paciente han de cuidar y mesurar las palabras que comuniquen. Lo más adecuado es comunicar con frases breves y claras. Si el paciente niega las observaciones, se repite el mensaje y los temores que generan en el entorno. Invitando al paciente a que analice lo que se le comunica, luego la o las personas se retiran. Lo más importante es evitar discusiones estériles, por eso es imprescindible el papel de mediador del equipo terapéutico. No es discutir sobre quien tiene la verdad sino que el paciente genere un criterio de verdad adecuado a los hechos para poder decidir que situaciones le convienen y cuáles no. Este es uno de los objetivos más complicados no sólo del proceso de rehabilitación de cannabis sino también de los tóxicos en general.

leer más
Etiquetas: , , Publicado en rehabilitación cannabis

Pensamientos que obstaculizan dejar el cannabis u otros tóxicos

Dejar el cannabis y otros tóxicos es un trabajo arduo que el paciente realiza. Muchas veces se piensa que cuando se sostiene una abstinencia de meses (entre siete y nueve meses), comienzan a surgir problemas, estos problemas no surgen en el ámbito de los actos sino de los pensamientos. El paciente declara que surgen en su pensamiento ideas de consumo de baja intensidad o tiene sueños donde consume o se encuentra en una situación de recaída.

Es en estos momentos donde el paciente que intenta dejar el cannabis u otros tóxicos ha de comenzar a afinar el “lápiz” con que analizaba las situaciones de riesgo. Ciertamente, luego de este período de abstinencia hay nuevos hábitos que se han incorporado en la vida cotidiana de adicto. Pero estos pensamientos generan muchas veces un monto de ansiedad que preocupa a la persona.

¿Por qué la persona que intenta dejar el cannabis u otros tóxicos se preocupa por estos pensamientos? Al preguntar a los pacientes las razones de esta ansiedad, ellos contestan diciendo que pensaban que no tendrían que aparecer estos pensamientos luego de tanto tiempo sin consumir.

Analicemos un momento lo que hemos subrayado en el párrafo anterior, es decir, ese “no tendrían que”. La persona que desea dejar el cannabis se genera una exigencia, un mandato (“el tener que”), por lo que confunde dos niveles que podemos llamar el nivel ético (p.e.: “tengo que ser bueno”) con el carácter crónico de la enfermedad de la adicción a los tóxicos. La exigencia ética en el tratamiento se relaciona con cuestiones como tengo que hablar sobre mis pensamientos relacionados con los tóxicos, pero no con que los pensamientos sobre los tóxicos tengan que desaparecer por la simple razón que la enfermedad es crónica.

Podemos todavía hacer una observación más sobre ese “tener que” y es la utilización del condicional que se formularía de este modo “pensé que no tendrían que aparecer estos pensamientos”. El paciente formula las cosas desde el ideal preconcebido por él mismo de que luego de x meses sin consumir esto ya no existiría. Aquí lo importante es desmontar estos ideales, permitiendo que el paciente evalúe su vida sin consumos desde la experiencia pasada cuando sus consumos le destruían su propia vida. Los ideales son importantes en la vida, siempre y cuando sean productivos para el desarrollo de la persona, porque cuando solo se convierten en una pesada carga en el proceso de dejar el cannabis sólo pueden hundirnos en la desesperación.

 

leer más
Etiquetas: , , , Publicado en dejar cannabis
Página 1 de 11