Búsqueda: dejar consumo cocaína
Home > Búsqueda: dejar consumo cocaína

Adicción a la cocaína: el alcohol puerta de entrada

Consumir alcohol genera mayor adicción a la cocaína .  Esa es la conclusión a la que ha llegado un estudio llevado a cabo por la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia y publicada en la revista Science Advances.

Una de las cuestiones que intentaban averiguar los investigadores con el estudio era si las personas que consumen alcohol y/o marihuana lo hacen por razones puramente sociales o también biológicas.

Cocaína

Para el experimento se utilizaron dos grupos de ratas durante diez días. Un grupo fue sometido al consumo de alcohol y otro al de agua, y luego a ambos fueron expuestos al consumo de cocaína.

Las ratas que previamente consumieron alcohol desarrollaron una mayor adicción a la cocaína y mantuvieron el consumo a pesar de consecuencias negativas,  como un choque eléctrico cada vez que la consumían.

Ya en estudios realizados anteriormente se había demostrado las personas con adicción a la cocaína usualmente tienen un patrón histórico de adicción al alcohol o a la nicotina. A esto hay que añadir que beber y fumar a una edad temprana puede provocar cambios cerebrales duraderos que hacen que la adicción sea más probable en el futuro.

El consumo de alcohol aumenta las probabilidades de consumo de cocaína aunque éste tenga circunstancias negativas. Además tanto el alcohol como la nicotina actúan a través de mecanismos moleculares similares que  aumentan la vulnerabilidad a la cocaína.

El estudio muestra la presencia de un factor biológico y no sólo de conducta, psicológico o social. Que haya una base biológica y no solamente social en el consumo de nicotina y alcohol como precursores del consumo de cocaína abren opciones importantes para los desarrollos de los programas de prevención.

copa rotaInvestigaciones como esta muestran la evidencia científica de un concepto ampliamente utilizado en el tratamiento de las adicciones, el de puerta de entrada a la adicción. El alcohol, muy utilizado durante la adolescencia, facilita el camino que lleva desde el consumo ocasional  hasta la adicción a la cocaína.

También, con estos resultados, se abre el campo para determinar si el consumo de marihuana es también un predecesor importante en el consumo de cocaína.

leer más
Etiquetas: , , , , Publicado en adicción cocaína Adicciones dejar cocaína desintoxicación cocaína rehabilitación cocaina tratamiento cocaina

Nuevo método para la detección de consumo de cocaína

Investigadores de la Universidad de Surrey (Reino Unido) han desarrollado una prueba rápida y altamente sensible que puede tardar segundos en detectar el  consumo de cocaína a través de las huellas dactilares.

Esta prueba de detección de consumo de cocaína utiliza el papel de cromatografía  para tomar la muestra y una técnica conocida como la espectrometría de masas con pulverización.

huella coca

El estudio consistió en tomar las huellas dactilares  a un grupo de pacientes que buscaban tratamiento en diversos centros de rehabilitación de drogas, y a otro grupo que no consumía drogas. Todos los que formaron parte del estudio se lavaron las manos antes de la prueba y luego se recogieron las muestras en papel de cromatografía.

La huella digital se imprime utilizando productos químicos. Cuando alguien ha hecho algún consumo de cocaína, excreta trazas de benzoilecgonina y de metilecgonina a medida que se va metabolizando la sustancia (cocaína), y estos residuos están presentes en los residuos de las huellas dactilares. Estas trazas se pueden detectar incluso después de lavarse las manos.

Esta es la primera vez que se utiliza esta técnica para detectar consumo de drogas y los resultados muestran que es eficaz en el 99% de los casos para detectar el consumo de cocaína entre  los pacientes.

huella-dactilar-coca

Todas las drogas que entran en el cuerpo humano son metabolizadas en el hígado (transformadas en sustancias eliminables denominadas metabolitos) y eliminadas por el riñón (aunque también pueden eliminarse por las heces, sudor, etc.). Por ello el sistema más habitual para detectar el consumo de cocaína y otras drogas es la analítica de orina.

Otros sistemas utilizados son el análisis de la saliva y el análisis de una muestra de cabello. Este último sistema permite saber si ha habido consumo de cocaína en un periodo de tiempo más prolongado. Los demás sistemas permiten saber si ha habido consumo de cocaína en los últimos días.

En  Centro Bonanova utilizamos habitualmente el análisis en muestras de orina, y desde hace unos años, empezamos a utilizar los análisis en muestra de cabello.

La posibilidad de utilización de este nuevo sistema será un avance importante ya que se trata de una técnica de detección de drogas rápida, no invasiva, higiénica, y que no puede falsificarse, dada la naturaleza de la prueba: La identidad es la muestra en sí misma.

 Da un resultado definitivo en pocos minutos.

leer más
Etiquetas: , , , , , , Publicado en adicción cocaína Adicciones Centro Bonanova dejar cocaína desintoxicación cocaína rehabilitación cocaina tratamiento cocaina

Craving y rehabilitación

Al poco tiempo de iniciar la rehabilitación a cualquier substancia aparece enseguida   el temor al  CRAVING. Para  la mayoría de pacientes ese concepto se equipara a recaída, y a una recaída prácticamente inevitable.

El concepto de craving nace ligado al problema de alcoholismo, principalmente en EEUU y los países anglosajones. En España no se hizo un lugar hasta la aparición de las dependencias a opiáceos y, especialmente, en la dependencia a cocaína, donde se ha usado preferentemente.

Actualmente se utiliza en las adicciones en general y su rehabilitación, siendo difícil dar una definición concreta. El craving por drogas ha sido conceptuado como ‘querencia’ o ‘apetencia’ por reexperimentar los efectos de una droga, como un fuerte ‘deseo’ irracional, como un  ‘ansia’ irresistible, o como una necesidad imperiosa, significando un conflicto entre el querer consumir y la abstinencia. Como puede verse es un concepto polisémico, y ante la dificultad de encontrar un término homólogo en castellano, seguiremos utilizado el de ‘Craving’.

Se considera  como un componente importante de la dependencia de drogas y es importante tenerlo en cuenta en la rehabilitación ya que  se le atribuye un papel relevante en las recaídas.stressed-1478509-639x522

Hay que tener en cuenta que:

  1. Es una respuesta a los síntomas de abstinencia
  2. Es una respuesta a la búsqueda por mejorar los estados de ánimo de la forma más rápida posible, y la más “fácil y conocida” es el consumo. Se puede tratar de una forma de «automedicación» para aquellos momentos en que el individuo se encuentra aburrido, decaído, ansioso, tenso o no tiene habilidades para afrontar ciertas  situaciones.
  3. Es una respuesta condicionada a las señales asociadas a la sustancia. Es decir, los pacientes que han abusado de sustancias, han aprendido a asociar algunos estímulos que en principio serían  neutras, con la intensa recompensa obtenida con el consumo. Estos estímulos son capaces de inducir craving de forma automática. Por ejemplo, pasar por delante o cerca del lugar donde compraba habitualmente cocaína, puede poner en marcha el craving.

 

Es importante que el paciente en rehabilitación sepa que el craving puede aparecer y que puede tener síntomas físicos (taquicardia, sudoración, incluso puede llegar a sentir el “sabor” de la cocaína en la garganta, o tener la “sensación” de haber consumido) y  aspectos cognitivos (estímulos desencadenantes).

Durante  la rehabilitación, se van identificando los desencadenantes y se van aprendiendo estrategias y técnicas para afrontar la aparición del deseo de consumir. Más allá de las técnicas específicas, muchas veces el hablar del craving ya es una manera de debilitarlo. Es conveniente tener algún familiar o amigo que estén informados de la situación y así poder contar con ellos en esos momentos. El poder decir “tengo ganas de consumir” ya es en sí una estrategia efectiva para reducir los sentimientos de ansiedad y vulnerabilidad que acompañan esta experiencia.

Tampoco hay que olvidar que en la actualidad existen una importante variedad de fármacos que ayudan a controlarlo y que el psiquiatra especialista podrá pautar desde el inicio del tratamiento.

También es importante saber que el CRAVING tiene una duración, no es ilimitado. Puede durar desde segundos a varios minutos, pero una vez llegado a su punto máximo de intensidad, va disminuyendo y desaparece. El que aparezca es normal en un proceso de rehabilitación, no es una señal de fracaso, y si no se consume, se irá debilitando hasta desaparecer. El CRAVING gana intensidad si el paciente se deja llevar por él y fantasea con el consumo.

leer más
Etiquetas: , , , , Publicado en adicción cocaína Adicciones Centro Bonanova desintoxicación cocaína rehabilitación cocaina tratamiento cocaina

Rehabilitación del consumo de cocaína: La importancia del cambio de actitudes

El proceso de rehabilitación de la cocaína supone un tiempo en el cual el paciente inicia una serie de cambios para mantener la abstinencia. Sin embargo mantener la abstinencia no es suficiente. Existen diferentes maneras de obtener una abstinencia y eso no significa que la rehabilitación del consumo de cocaína esté siendo orientado de manera adecuada.

Un ejemplo de que algo no funciona de manera adecuada es cuando la persona en tratamiento comunica estar aguantando situaciones de riesgo o de conflicto. Esto implica que el paciente aguanta situaciones comprometidas relacionadas de manera directa (pasar por el bar donde el camello vende cocaína) o indirectas (estar en una cena de fin de año donde un grupo de personas consume). Pero el problema consiste en que esta capacidad de “aguantar” tiene un límite.

Si la exposición es poco frecuente, la persona puede sortear estas situaciones de riesgo. Pero si el paciente busca encontrarse inmerso en estas situaciones, entonces más tarde o más temprano la rehabilitación de dejar de consumir cocaína se convertirá en una recaída.

De lo que se trata en el proceso de rehabilitación del consumo de cocaína es que el paciente realice un cambio de actitud, que modifique formas de pensar distorsionadas para así poder cuidarse de manera adecuada. Se trata de descartar hábitos nocivos (p.e: aguantar toda la noche cuando los demás consumen) y sustituirlos por hábitos que generen una mejor calidad de vida (disfrutar una cena pero no seguir con el grupo al bar de copas, etc.). En otras palabras, cambiar la visión de uno mismo, de los otros y del entorno que rodea al paciente.

 

leer más
Etiquetas: , , Publicado en rehabilitación cocaina

La participación de la familia en el proceso de rehabilitación del consumo de cocaína

Los tratamientos de rehabilitación del consumo de cocaína puede obtener mejores resultados si el paciente está acompañado por la familia durante este proceso. Esto que parece de sentido común, muchas veces no es fácil de lograr. Analizaremos cuáles dos de los muchos obstáculos que surgen en el tratamiento y que condicionan la participación de la familia.

El primer obstáculo es consecuencia de los constantes engaños del paciente hacia su entorno afectivo, fundamentalmente con su familia, lo cual genera descrédito de la palabra del paciente y desconfianza de la familia. El proceso de rehabilitación del consumo de cocaína debe restablecer la confianza y hacer que la palabra del paciente vuelva a tener validez. Porque la familia es la red de contención que, en los momentos álgidos, puede no sólo prevenir una recaída sino promocionar un modo de vida adecuado para sostener la abstinencia.

El segundo obstáculo es el exceso de confianza de la familia hacia la recuperación del paciente. A medida de que la rehabilitación del consumo de cocaína avanza, el paciente elabora un saber y una serie de estrategias que le permiten ir tomando las riendas de su propia vida. Esta mejora es vivenciada por la familia como un momento de alegría y de relajación. Y en la mayoría de los casos es interpretada como una “curación”, “olvidando” el rasgo crónico de la adicción. De este modo la familia es más permisiva, se contacta menos con el equipo terapéutico, y deja que poco a poco el paciente retorne a situaciones de riesgo que al inicio del tratamiento evaluaba como negativas para el paciente.

Si observamos bien,  por parte de la familia la actitud adecuada es la de mantener una actitud de prudencia. Los excesos tanto de confianza como de recelo no benefician al paciente a tener un claro criterio de cómo va su proceso de rehabilitación del consumo de cocaína.

En conclusión, el proceso de rehabilitación del consumo de cocaína intenta modificar el contexto del paciente (hábitos negativos, pensamientos distorsionados, etc.) lo que significa que no sólo se modifican aspectos personales, sino que se trata de modifica el modo en que el paciente se relaciona con su entorno afectivo. Pero además, la familia debe aprender a no sobrevalorar los logros del paciente y estar dispuesta a colaborar con el equipo terapéutico para evitar la manipulación de la comunicación por parte del paciente y comenzar a valorar de manera adecuada un criterio de cuándo el paciente no miente a la familia.

leer más
Etiquetas: , Publicado en rehabilitación cocaina
Página 1 de 11