Miedo escénico

Home > Adultos > Miedo escénico

Miedo Escénico o Pánico escénico, es un estado de inhibición muy intensa que estrecha profundamente la capacidad de comunicación e impide el despliegue de las capacidades expresivas de los afectados.

Es una respuesta psicofísica del organismo, que surge como consecuencia de pensamientos anticipatorios catastróficos e irracionales sobre la situación real o imaginaria de hablar en público.

El miedo escénico además de en actores o cantantes es habitual entre individuos que tienen que actuar ante una audiencia aunque no pronuncien una palabra como músicos, bailarines,. y también en otras profesiones: abogados o conferenciantes. Esta respuesta incluye manifestaciones de estrés, timidez y ansiedad, así como preocupación y tensión corporal,

Los síntomas se producen a varios niveles:

Nivel fisiológico:

  • Alteración del ritmo cardíaco
  • Sudoración copiosa
  • Urgencia urinaria
  • Malestar estomacal
  • Dolor de cabeza
  • Reducción de la secreción salivar
  • Dilatación de las pupilas
  • Rubor facial
  • Sensación de “trac” o cierre de la laringe
  • Escalofríos
  • Náuseas
  • Inquietud generalizada

Nivel cognitivo:

  • Congestión mental
  • Expectativa de fracaso
  • Hiperatención autocentrada
  • Exageración perceptiva de las fallas
  • Confusión mental
  • Fallas de concentración
  • Autoexigencia
  • Temores al fracaso, al rechazo y al ridículo.

Nivel conductual:

  • Evitación de acción
  • Escape de la situación
  • Comportamientos automáticos
  • Farfulleo o atropellamiento verbal
  • Tartamudeo
  • Bajo volumen de voz

El pánico escénico comparte muchos síntomas con la Fobia Social, en ambos casos, las personas que los sufren presentan lo que se ha dado en llamar “errores cognitivos” y son los siguientes:

  • Valoración no realista de lo que se espera de uno.
  • Sobreestimación de la opinión de los demás.
  • Subestimación de las propias capacidades
  • Sobreestimación de la idea de rechazo.
  • Expectativas no realistas en cuanto a las respuesta de otros ante nuestra ansiedad.

El pánico escénico en resumen, es un trastorno de ansiedad caracterizado por un miedo y una ansiedad excesivas e incontrolables por la persona que lo sufre a situarse enfrente de un público bloqueándose e impidiendo el despliegue de sus capacidades naturales
El miedo es una respuesta emocional normal ante una amenaza que puede ser real o imaginaria. La ansiedad es una respuesta anticipatoria ante una posible amenaza futura. La clave del pánico escénico es que la persona tiene miedo atroz a enfrentarse a la situación y anticipa un resultado catastrófico.

Es como la profecía auto cumplida, si camino por una pasarela estrecha pensando que voy a perder el equilibrio y caeré, al final me caigo.

Los trastornos de ansiedad son muy frecuentes en la población general, se estima que afecta en torno a un 7% de las personas. Su causa es multifactorial. La aparición de los síntomas puede deberse a un estrés agudo o prolongado, y puede aparecer cuando la persona está atravesando un periodo de vulnerabilidad psiquica o fisica
La ansiedad escénica es uno de los mayores problemas del ejercicio profesional de los intérpretes musicales. Encuestas realizadas en países desarrollados revelan cifras de prevalencia entre 24% – 70% Y citan casos severos, causantes del abandono de la carrera. En un estudio publicado en Chile sobre este tema (Marinovic et al., 2006), de 250 intérpretes musicales el 78% admitían algún grado de miedo escénico; aunque la mayor parte atribuía el temor a que la obra era difícil o a factores de falta de preparación, un tercio relacionaba este miedo con el temor al fracaso y a percibirse ellos mismos como personas nerviosas.

Encontramos pues de trasfondo, por un lado una hipervaloración de las dificultades externas y por otro una baja valoración de las propias capacidades junto con un elevado temor a la crítica. la conjunción de estos factores puede ser difícil de llevar. No obstante con el entrenamiento específico se obtienen muy buenos resultados. Esto es importante, y como en todo , empezar cuanto antes para que no se anclen en la conducta del individuo las respuestas de evitación y huída que lo que contribuyen es a hundir moralmente al afectado. El tratamiento es sencillo, se basa en la terapia de tipo cognitivo-conductual que ayudará al paciente a identificar los pensamientos culpabilizadores y catastróficos y resituarlos, ayudándole a desdramatizar la situación porque tiene solución.Si es preciso y sobre todo al principio, se pueden utilizar algunos fármacos para controlar los síntomas físicos como el temblor o la palpitaciones y la ansiedad. Otro elemento importante del tratamiento es el entrenamiento en relajación para “calmar los nervios” y por último practicar técnicas de “autoinstrucción”, es decir, conocer ante la situacion que mensajes darnos a nosotros mismos tranquilizadores y de ánimo .

Cuatro breve consejos que me gustaría darte para superar el miedo escénico:

  • Ten siempre en cuenta el presente, no el futuro ni el pasado: ¿Qué puedo hacer para mejorar mi preparacion ante el nuevo evento?
  • Lo mejor es enemigo de lo bueno: no te obsesiones con ser perfecto
  • Trata de olvidarte de la crítica, el público no es un lobo feroz, mirar al final del escenario, como si no hubiera nadie o fíjate en quien te sonríe
  • Desdramatiza, equivocarse es humano y por tanto comprensible

Por último para prevenir el miedo escénico: pensar realmente qué te gusta de tu profesión y disfrutarla como si nadie te estuviera viendo

  
 
 

¿Desea realizar alguna consulta?

Blog de Centro Bonanova

Nuestros Profesionales de Centro Bonanova

Quienes Somos en Centro Bonanova