Dificultades de lecto-escritura

Home > Infancia-adolescencia > Dificultades de lecto-escritura

¿Qué son las dificultades de lecto-escritura?

La incapacidad parcial de leer comprendiendo y/o escribir, o cuando se realiza de forma difícil. Esto afecta al resto de aprendizaje, provocando problemas de comunicación en el niño. Se distinguen dos grupos, los trastornos relacionados con la lectura y los trastornos relacionados con la escritura.

Entre los primeros se halla la dislexia, que consiste en que el niño a pesar de tener una inteligencia general normal y cuando ha sido enseñado a leer con estrategias dialécticas, presenta gran dificultad por distinguir las letras o grupos de letras, su orden y ritmo dentro de una palabra y/o una frase. Esta dificultad no es debida a ningún problema visual, auditivo y/o neurológico, o falta de estimulación lingüística. La dislexia puede deberse a una mala lateralización, desorientación espacio-temporal, problemas de percepción, alteraciones en la psicomotricidad y/o trastornos afectivos.

Dentro de los trastornos en la escritura nos podemos encontrar la disgrafía y la disortografía. La primera afecta a la forma o contenido de la escritura y la disortografia es un déficit específico y significativo de la ortografía.

Para la disgrafía los síntomas son: postura inadecuada, soporte incorrecto del lápiz, mala presión del mismo o velocidad de escritura excesivamente rápida o lenta, gran tamaño de las letras, letras inclinadas, deformes, excesivo espaciado entre letras o muy apiñadas, letras irreconocibles y, en definitiva, texto de difícil comprensión.

Para la disortografía los síntomas son: omisión o confusión de artículos, plurales, acentos o faltas de ortografía debido a desconocimiento o negligencia en las reglas gramaticales, dificultades relacionadas con la correspondencia fonema-grafema y aparecen errores de omisión, confusión y cambio de letras, sílabas, palabras, adiciones y sustituciones.

¿Cuál es el tratamiento?

Es muy importante detectar la causa lo antes posible, para poder trabajar de forma individualizada y especifica en cada caso, ya que es recomendable poder realizar una rápida intervención para no aumentar el problema con los siguientes aprendizajes.

En el caso de la dislexia se trata de volver a aprender la lectoescritura, pero adecuando el ritmo a las posibilidades del niño, trabajando siempre con el principio rector del aprendizaje sin errores, propiciando los éxitos desde el principio y a cada paso del trabajo de sobreaprendizaje. Se trata de hacer el reaprendizaje correcto de las técnicas lecto-escritoras, haciéndolas agradables y útiles para el niño, propiciando el éxito, en lugar del fracaso que está acostumbrado a cosechar.

El tratamiento de los trastornos de escritura deberá centrarse principalmente en aquellos aspectos negativos que se hayan detectado en la evaluación del alumno. Para el tratamiento de problemas en la escritura deberemos centrarnos en todos los aspectos de esta: una correcta posición al escribir, sujeción del instrumento de escritura, ortografía, lectoescritura, morfología de las palabras e incluso sintaxis de una oración o frase.

  
 
 

¿Desea realizar alguna consulta?

Blog de Centro Bonanova

Nuestros Profesionales de Centro Bonanova

Quienes Somos en Centro Bonanova