Déficit de Atención con o sin Hiperactividad

Home > Infancia-adolescencia > Déficit de Atención con o sin Hiperactividad

¿Qué es el déficit de atención con o sin hiperactividad ?

Es uno de los trastornos psiquiátrico-psicológicos más importantes de la infancia y la adolescencia. El trastorno por déficit de atención es un trastorno básicamente crónico que se manifiesta de forma diferente según la edad. Interfiere en muchas áreas de desarrollo y de la vida del niño y del adolescente.

El TDAH viene definido por 3 síntomas:

  1. Déficit de atención que contribuye a un bajo rendimiento académico, impopularidad entre los compañeros, no sigue bien los juegos, etc. Dificulta la obediencia ya que no hay un buen seguimiento de las instrucciones. Generalmente atiende muy poco en tareas repetitivas, aburridas, o difíciles.
  2. Hiperactividad inapropiada según el nivel de desarrollo del niño. Hay una presencia de actividad motriz y/o vocal sin intencionalidad que además son innecesarios a la tarea que se está realizando.
  3. Impulsividad que se traduce en no saber esperar el turno, interrumpir a los demás, precipitarse al responder, realizar conductas peligrosas sin prever las consecuencias. A nivel cognitivo se observa ausencia de planificación y falta de habilidad en la resolución de problemas.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento para el TDAH debe ser multimodal e incluir según el diagnóstico:

  1. Información a los familiares, profesorado y niño.
  2. Apoyo psicopedagógico en el colegio.
  3. Tratamiento farmacológico, si la sintomatología lo requiere.
  4. Tratamiento psicológico, si es necesario (individual y familiar).

 En primer lugar, debemos tener en cuenta que no es necesario medicar a todos los TDAH, si los tres grupos de síntomas (inatención, impulsividad e hiperactividad) no inciden de manera significativa en la vida cotidiana. Por tanto, puede ser suficiente la intervención psicosocial con los padres, la escuela y a nivel individual. Además, existen estudios científicos que demuestran que el tratamiento farmacológico es más eficaz si se acompaña de intervenciones psicosociales.

La intervención psicosocial consiste en:

  • Tratamiento Individual: dirigido a los diferentes aspectos de la patología del niño. Para la hiperactividad y déficit de atención, los tratamientos conductuales y cognitivo-conductuales son los que han mostrado más eficacia. Para la patología asociada, ansioso-depresiva, existe un rango más amplio de tratamientos eficaces como las psicoterapias dinámica y sistémica, además de la conductual.
  • El abordaje con la familia debe estar siempre presente en estos trastornos e incluye: información, desculpabilización, orientación sobre el manejo del paciente y abordaje de las dificultades familiares asociadas al trastorno.
  
 
 

¿Desea realizar alguna consulta?

Blog de Centro Bonanova

Nuestros Profesionales de Centro Bonanova

Quienes Somos en Centro Bonanova