Trastorno obsesivo-compulsivo I

Home > Infancia-adolescencia > Trastorno obsesivo-compulsivo I

¿Qué es el trastorno obsesivo-compulsivo ?

El trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones.

Las obsesiones se definen como pensamientos, impulsos o imágenes que de modo intrusivo, repetitivo e indeseado se hacen presentes en la conciencia causando ansiedad o malestar significativo. Las obsesiones se experimentan como propias, involuntarias, inapropiadas y desagradables, originando malestar subjetivo en forma de miedo, disgusto, dudas o sensación de incompletud, no siendo simples pensamientos excesivos acerca de problemas de la vida real.

Las compulsiones son comportamientos, motores o actos mentales, repetitivos, finalistas e intencionales que el sujeto se ve impelido a realizar de manera estereotipada o de acuerdo a determinadas reglas, por lo general en respuesta a una obsesión, con el fin de reducir el malestar o de evitar que ocurra el daño anticipado, objetivamente improbable, para sí mismo o para los demás. Se requiere que las obsesiones y/o compulsiones causen además de un malestar clínico objetivo, una pérdida de tiempo en la rutina diaria con interferencia significativa en el funcionamiento general, originando al sujeto desadaptación familiar, académica y/o social.

¿Cuál es el tratamiento?

Es importante realizar un análisis individualizado y profundo del trastorno por parte de un especialista infantil.

El primer paso es visitar a un psiquiatra, el cual realizará un examen para asegurarse de que no sea otro problema físico el que está causando los síntomas.

Si se descarta un problema físico, entonces el psiquiatra puede recomendar al paciente que visite a un psicólogo. El psicólogo tratará de analizar las conductas y enseñará diferentes maneras de pensar, actuar, y reaccionar a situaciones y estas diferentes maneras de hacer las cosas ayudan a la persona a sentirse menos ansiosa y temerosa sin tener pensamientos obsesivos o sin tener que actuar de manera compulsiva.

Los psiquiatras pueden recetar medicamentos para ayudar a tratar el TOC. Es importante saber que algunos de estos medicamentos pueden tardar varias semanas para empezar a hacer efecto. Los tipos de medicamentos utilizados para tratar el TOC son los antidepresivos y medicamentos ansiolíticos (medicamentos para controlar la ansiedad/ los nervios). Algunos de estos medicamentos se utilizan para tratar otros problemas, como la depresión, pero también se utilizan para tratar el TOC.

A algunas personas la terapia les funciona mejor, mientras que a otros les funcionan mejor los medicamentos. También es posible que a otras les funciona mejor una combinación de los dos, por lo que es necesario encontrar el mejor abordaje para cada caso.

  
 
 

¿Desea realizar alguna consulta?

Blog de Centro Bonanova

Nuestros Profesionales de Centro Bonanova

Quienes Somos en Centro Bonanova