Categoría: Depresión
Home > Categoría: Depresión

Agorafobia: Trastorno de ansiedad incapacitante

18 de octubre de 2017

Existen diferentes trastornos de ansiedad, y uno de los más intensos y más incapacitantes es la agorafobia.

La persona que sufre agorafobia siente  miedo y  ansiedad intensa de estar en lugares donde es difícil escapar o donde no se podría disponer de ayuda. Generalmente hay un miedo intenso a que  pueda ocurrir algo malo en determinadas circunstancias y no podamos ser socorridos, como miedo a las multitudes,  a estar solo en espacios muy grandes, conducir por grandes autovías o autopistas, coger aviones, trenes, etc…

agorafobia_fobia_Freud

Ese miedo y ansiedad excesiva provoca que las personas con agorafobia eviten los lugares o situaciones porque no se sienten seguros en lugares públicos. Suelen evitar esas situaciones potencialmente peligrosas,  y esto afecta su desempeño social. Son individuos que raras veces abandonan su hogar, y cuando lo hacen, experimentan gran ansiedad y temor.

 En los casos más graves, llegan a recluirse en sus domicilios sin atreverse a salir por largos períodos de tiempo. Si no reciben el tratamiento adecuado, tienden a cronificar este problema, limitando profundamente su vida.

Principales Síntomas de la agorafobia:

  • Miedo a quedarse solo.
  • Miedo a estar en lugares donde el escape podría ser difícil.
  • Miedo a perder el control en un lugar público.
  • Ansiedad o ataques de pánico.
  • Dependencia de otros.
  • Sentimientos de separación o distanciamiento de los demás.
  • Sudoración excesiva.
  •  Dificultades para respirar.
  •  Palpitaciones, náuseas y vómitos.
  •  Confusión.
  •  Miedo a morir.
  •  Miedo a perder la cordura.
  • Sentimientos de desesperanza.
  • Sensación de que el cuerpo es irreal.
  • Sensación de que el ambiente es irreal.
  • Permanecer en casa por periodos prolongados.

 

agorafobia-1

El tratamiento tiene por objeto que la persona logre desenvolverse de la forma más normal posible, y el éxito depende de la gravedad.

Existen diversos tipos de tratamientos que son eficaces para abordar este trastorno, desde el farmacológico, pasando por diversos tipos de psicoterapias, y la combinación de ambos.

En los últimos años también encontramos tratamientos que integran nuevas técnicas, como la psicología positiva,  el Mindfullness , o la realidad virtual

El tratamiento más adecuado va a estar en función de la persona y de la gravedad del mismo, pero lo importante es empezar a tratarse lo antes posible, pues cuanto antes se empiece más probabilidades habrá  que tenga éxito el tratamiento.

leer más
Etiquetas: , , , , , , , , Publicado en Ansiedad Centro Bonanova Depresión Psicología

Depresión y ansiedad en el trabajo.

11 de octubre de 2017

Los trastornos por depresión  y por ansiedad son problemas habituales de salud mental que afectan a la capacidad de trabajo y la productividad.

Cada 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, con el objetivo general de concienciar sobre los problemas relacionados con la salud mental y movilizar esfuerzos para ayudar a mejorarla. Este año, el tema escogido es La salud mental en el lugar de trabajo.

Un estudio reciente de la OMS estima que los trastornos por depresión y por ansiedad cuestan anualmente a la economía mundial 1 billón de dólares en pérdida de productividad.

Más de 300 millones de personas en el mundo sufren depresión, y más de 260 millones tienen trastornos de ansiedad. Lo habitual es padecer ambos problemas simultáneamente.

dia mundial salud mental

La promoción de la salud mental en el lugar de trabajo y el apoyo a las personas que sufren trastornos psiquiátricos hace más probable la reducción del absentismo laboral, el aumento de la productividad y la obtención de beneficios económicos.

Un entorno de trabajo adverso puede ocasionar problemas físicos y psíquicos, como la depresión y la ansiedad, un consumo nocivo de sustancias y de alcohol, absentismo laboral y pérdidas de productividad.

Hay muchos factores del entorno laboral que pueden afectar a la salud mental, como por ejemplo:

  • Prácticas ineficientes de gestión y comunicación;
  • Escaso poder de decisión del trabajador o ausencia de control de su área de trabajo;
  • Falta de claridad en las áreas u objetivos organizativos;
  • No adecuación de las tareas asignadas a las competencias de una persona;
  • Cargas de trabajo permanentemente elevadas;
  • Acoso psicológico y la intimidación en el trabajo (mobbing).

 

Las pautas para crear un entorno saludable en el trabajo, van a tener que ver con:

  • Reducir los factores de riesgo relacionados con el trabajo;
  • Desarrollar los aspectos positivos del trabajo y las cualidades y capacidades del personal;
  • Aplicar y hacer cumplir las políticas y prácticas de seguridad y protección de la salud, que permitan detectar el estrés patológico, las enfermedades y el consumo nocivo de sustancias psicoactivas, así como facilitar recursos para ello;
  • Informar a los trabajadores de que pueden pedir ayuda;
  • Ofrecer a los empleados programas de desarrollo profesional.

Es importante también apoyar en el trabajo a las personas que sufran algún trastorno mental. Los estudios demuestran que el desempleo, en particular si es de larga duración, es perjudicial para la salud mental, especialmente para la depresión y la ansiedad. Muchas de las iniciativas descritas anteriormente pueden ayudar a las personas que padecen trastornos mentales. En particular, la flexibilidad horaria, la adaptación de las tareas asignadas a estas personas, la lucha contra las dinámicas negativas en el lugar de trabajo y la confidencialidad y facilitación de la comunicación.

leer más
Etiquetas: , , , Publicado en Ansiedad Centro Bonanova Depresión Psicología Trabajo y salud

Depresión y terapia de grupo

14 de septiembre de 2017

La depresión constituye un problema de salud pública, siendo la primera causa de discapacidad en el mundo. Los estudios realizados con población adulta en nuestro país indican que la prevalencia de la depresión se encuentra en un rango entre el 9.6% y el 20.2%, siendo la depresión mayor el trastorno específico más prevalente tanto en España como en Europa. Además la depresión presenta una elevada comorbilidad con otros trastornos mentales como la ansiedad o el consumo de alcohol.

Otro dato alarmante es que la Organización Mundial de la Salud estima que la depresión será una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo en el año de 2030. Por eso es importante desarrollar y potenciar tratamientos eficaces y eficientes para hallar remedio a este problema psicosocial.

En Centro Bonanova  consideramos el tratamiento de la depresión de forma individualizada, teniendo en cuenta los diversos aspectos singulares de cada uno  y ofreciendo un abordaje biopsicosocial. Son importantes tanto la medicación como el tratamiento psicoterapéutico. Dentro de este abordaje incluimos la terapia grupal como una herramienta fundamental para su tratamiento.

terapia-en-grupo-001-685x320

La terapia de grupo es un potente instrumento para facilitar cambios psicológicos profundos a través del intercambio de experiencias, que permite el reconocimiento y la verbalización de las emociones, así como aprender a usarlas y a aprender a relacionarse bien con los demás. Es decir, la terapia grupal es el instrumento adecuado para aprender a regularse emocionalmente e interpersonalmente, produciendo oportunidades de experiencias positivas en las relaciones, aspecto importantísimo y básico en la superación de la depresión.

El Centro Bonanova es probablemente uno de los centros con más experiencia en terapia de grupo del territorio español, teniendo en funcionamiento en la actualidad diversos grupos destinados a abordar diversas patologías:  alcohol, cocaína, problemas de relación personal y trastornos afectivos (ansiedad y depresión). Las terapias de grupo son lideradas por dos terapeutas profesionales, expertos en dinámicas grupales.

leer más
Etiquetas: , , , Publicado en Centro Bonanova Depresión Psicología

BUEN USO DE ANALGÉSICOS OPIOIDES

16 de agosto de 2017

Hace un tiempo hablábamos de la utilización de los fármacos para el dolor , especialmente de los analgésicos opioides. Los opioides son un grupo de fármacos utilizados en general para el control del dolor de elevada intensidad.

El uso de este tipo de medicamentos conlleva riesgos como abuso, adicción y sobredosis.  La prescripción de analgésicos opioides en España, como en el resto del mundo, ha aumentado de forma sustancial en los últimos 10 años.

opiodes

La Sociedad Científica Socidrogalcohol conjuntamente con varios profesionales de distintas disciplinas, que incluyen Atención Primaria, Oncología y Cuidados Paliativos, Unidades del Dolor y Unidades de Conductas Adictivas, han trabajado juntos para crear una guía de consenso para el buen uso de analgésicos opioides, avalada por otras sociedades científicas, como SEMFyC, FAECAP y SECPAL y financiada por el Plan Nacional de Drogas.

Se pretende que todos los profesionales sanitarios implicados en el tratamiento del dolor crónico conozcan qué fármacos utilizar, cómo y cuándo utilizarlos, cuáles son los beneficios y los riesgos, cómo minimizar los problemas derivados del mal uso, y cómo y dónde tratar las complicaciones que puedan surgir.

La idea de hacer una guía surgió a la vista de que en los últimos años se ha estado atendiendo a un nuevo perfil de pacientes: aquellos que acuden con criterios de abuso o adicción a analgésicos opioides de prescripción, y que presentan varias características comunes:

  • Ser pacientes con dolor crónico de difícil manejo
  • Presentar depresión y ansiedad concomitante
  • Una necesidad compulsiva de tomar los opioides

 

Las personas que sufren dolor suelen presentar también ansiedad e insomnio. Por ello es probable que tomen además pastillas tranquilizantes o para dormir, las cuales aumentan el riesgo de parada respiratoria y de que esta resulte mortal.

guia_buen_uso_opioides_final_junio2017

La necesidad compulsiva de tomar analgésicos opioides puede tener que ver con  aliviar el dolor, con la abstinencia o con el malestar psicológico.

Es por eso que las personas que ya han desarrollado una adicción a los analgésicos opioides y sobretodo, las que ya han tenido una primera sobredosis, deberían incorporarse a un tratamiento especializado.

En Centro Bonanova, la Dra. Pilar Lusilla es una de las especialistas en patología dual, es decir, aquellas patologías en las que se mezclan trastornos de ansiedad, depresión, y consumo de substancias.

Se puede acceder a la web informativa sobre los analgésicos opioides desde aquí

leer más
Etiquetas: , , , , Publicado en Adicciones Ansiedad Centro Bonanova Depresión desintoxicación drogas

Autolesiones en adolescentes

2 de agosto de 2017

Se han detectado en los últimos años un aumento progresivo de casos de adolescentes que se realizan autolesiones, la mayoría de los cuales no van asociados a ninguna enfermedad mental, sino más bien a una manera de canalizar una frustración o un malestar emocional.

En el Hospital Sant Joan de Déu este tipo de casos se han sextuplicado en los últimos cuatro años. En 2012 atendieron en urgencias a 24 pacientes por autolesiones que precisaron hospitalización, y en 2016 la cifra aumentó a 173.

En el Hospital de Día de Adolescentes del Hospital Parc Taulí de Sabadell, han crecido un 9%. Estudios europeos confirman estas estadísticas. Por ejemplo la revista británica Journal of Child Psycology and Psychiatry, publica que  un 27,6% de jóvenes europeos se han autolesionado al menos una vez en la vida.

Esta tendencia empieza a preocupar a profesionales de la salud y se ha puesto en marcha un Grupo de Estudio y Tratamiento de las Autolesiones (Greta), formado por profesionales de cinco hospitales catalanes. El objetivo es elaborar un protocolo para atender de manera efectiva al número creciente de pacientes que sufren este problema psicológico, y hacer presente esta problemática ante las autoridades del departamento de Salud.

SELFHARM-autolesion

Las autolesiones no suicidas incrementan el riesgo de lesiones suicidas. Es por este motivo que, a pesar de que muchos de estos adolescentes no sufren una patología psiquiátrica, deben recibir tratamiento para superar esta conducta.

En la mayoría de los casos son cortes superficiales que se hacen con objetos como sacapuntas, cuchillas, o lápices, con el que se van rascando hasta producirse una lesión. Suelen ser heridas en antebrazos, pero también en nalgas y vientre.

Lo más alarmante es que después de hacerse la herida, los adolescentes suelen fotografiarse y compartirlo con las redes sociales, con lo cual cada vez llega a un público más amplio.

Es por eso que los profesionales empiezan a plantearse si no se está produciendo una especie de “moda” o “contagio”.

Pero, ¿a qué es debido este fenómeno?

No se sabe con seguridad, pero empieza a coger forma la explicación que relaciona las autolesiones con una manera de expresar el malestar.

El perfil de los jóvenes sin ninguna enfermedad psiquiátrica que se provoca autolesiones es la de una persona con una autoestima baja, que tiene dificultades en las relaciones interpersonales –en muchos casos son víctimas de acoso escolar-, con poca capacidad para resolver problemas y escasa resistencia a la frustración.

Estos jóvenes se hacen cortes superficiales ante problemas triviales: un límite impuesto por los padres, una relación de pareja que se rompe o una discusión con alguien. El adolescente se autolesiona como una vía para comunicar su malestar a los demás o bien para sentir alivio al cortarse –el dolor que le produce la autolesión desvía su atención del sufrimiento psicológico-, o bien porque se marea al ver la sangre y esto le disminuye la ansiedad que está sintiendo.

Las autolesiones también provocan que el entorno próximo al joven se preocupe más y cambie su relación con él, con lo cual se siente más considerado y querido, lo que a su vez puede reforzar este comportamiento y convertirlo en más impulsivo.

autolesion

Es importante enseñar al joven a canalizar el dolor psicológico de una manera diferente. Esto se realiza a través de una intervención especializada, a poder ser, psicólogo o profesional de la salud mental especializado . También se aconseja a los padres “controlar” los contenidos que sus hijos ven en internet, ya que la red amplifica esta conducta.

Si detrás de estas conductas está el no saber –no poder-  expresar el malestar de una forma más sana y el intento de ser “visto”, “considerado”, “apreciado”, por los más allegados, sería importante que los padres se plantearan cuanto tiempo pasan con sus hijos y que comunicación mantienen con ellos. Comer todos en la mesa es una buena recomendación, pasar tiempo juntos, compartir espacios y actividades, etc… Parece que cada vez es más común que los jóvenes hagan los almuerzos o las cenas solos en sus habitaciones.

Además, estando más presentes, contrarrestaremos el poder de persuasión que tiene internet y las redes sociales, y la de grupos de amigos.

leer más
Etiquetas: , , , , Publicado en Adolescencia Ansiedad Centro Bonanova Depresión Psicología

Salud mental y redes sociales

26 de julio de 2017

La Real Sociedad de Salud Pública (RSPH) y el Movimiento Juvenil de Salud (YHM) de Reino Unido, han publicado un informe examinando los efectos positivos y negativos de las redes sociales sobre la salud mental de los jóvenes.

A principios de 2017 (del 13 de febrero al 8 de mayo), la RSPH / YHM realizó una encuesta de casi 1.500 jóvenes (entre 14 y 24 años) de todo el Reino Unido.  La encuesta les pidió que valoraran cómo cada una de las plataformas de medios sociales que usan impactan en 14 temas relacionados con la salud mental y el bienestar que fueron identificados por los expertos como los más significativos.

Como señalan los autores, los medios sociales han revolucionado la forma en que nos conectamos unos con otros, y su uso se ha convertido en “una parte integral de la vida de muchas personas”. Concretamente los jóvenes (conocidos hoy en día como “nativos digitales”), suelen interactuar y comunicarse entre sí mediante Internet y redes sociales.

Cover Status of Mind_JPG

El informe hace especial hincapié, no solo en las grandes oportunidades que nos ofrecen las redes sociales en diversas áreas como la comunicación, el aprendizaje, la innovación, la creatividad, etc…, sino también en las potenciales consecuencias que puede tener en la salud mental de los jóvenes.

Las principales conclusiones del informe sobre los efectos potenciales, se pueden resumir en:

Potenciales efectos positivos en la salud mental:

  • Los medios de comunicación social pueden mejorar el acceso a las experiencias de salud de otras personas y a la información especializada sobre la salud.
  • Aquellos que usan las redes sociales se sienten más apoyados emocionalmente a través de sus contactos.

Potenciales efectos adversos en la salud mental:

  • Se estima que la adicción a las redes sociales afecta a un 5% de los jóvenes.
  • Las tasas de ansiedad y depresión  en los jóvenes han aumentado un 70% en los últimos 25 años.
  • El uso de redes sociales está relacionado con un incremento en las tasas de ansiedad y depresión, con dificultades del sueño, y con problemas de autoimagen.
  • El ciberbullying o acoso cibernético es un problema creciente: 7 de cada 10 jóvenes afirman haberlo experimentado.
  • Aparece el miedo a ser ignorado (missing out), caracterizado por la necesidad de estar constantemente conectado con las actividades de otras personas, para no “perdérselas”.

El informe añade una serie de recomendaciones y una llamada de atención al Gobierno Británico. Entre las recomendaciones podemos destacar:

  1. Introducción de una advertencia pop-up en el uso de redes sociales. 7 de cada 10 jóvenes encuestados apoyan esta recomendación.
  2. La creación de plataformas de medios sociales orientadas a identificar y apoyar a través de sus publicaciones a los usuarios que podrían estar experimentando problemas de salud mental. 4 de cada 5 jóvenes encuestados apoyan esta recomendación.
  3. Creación de plataformas de medios sociales que identifiquen cuando las fotografías de las personas han sido manipuladas digitalmente. Más de 2/3 de los jóvenes encuestados apoyan esta recomendación.
  4. Formación en los centros educativos sobre el uso seguro de los medios sociales.
  5. Impulsar la investigación sobre los efectos de las redes sociales en la salud mental de los jóvenes.

Pueden consultar toda la información referente al estudio y el informe en la página web de RSPH

leer más
Etiquetas: , , , , , Publicado en Adolescencia Ansiedad Centro Bonanova Depresión Internet Psicología

La depresión posparto

15 de junio de 2017

La depresión posparto está entre los trastornos perinatales  que afectan a las nuevas madres y sus síntomas pueden comenzar en el embarazo y suelen estar presentes hasta un año después del nacimiento del pequeño. Estos trastornos pueden afectar a cualquier mujer sin importar su educación, cultura o raza.

Esta depresión no se suele evaluar ni tratar y tiene consecuencias importantes a largo plazo tanto para la mujer como para el recién nacido. Se estima que la padecen un 15% de las madres recientes, aunque en la mayoría de los casos no se llega a diagnosticar.

La causa exacta de la depresión posparto se desconoce, pero es muy probable que tanto factores biológicos – la predisposición genética o los cambios hormonales que se producen con la gestación, el parto y durante la lactancia – como factores socioculturales tengan parte de responsabilidad, así como el bucle de sentimientos, tanto positivos como negativos, en los que se ve inmersa una mujer al ser madre y no saber cómo manejarlos.

Entre las características principales de la depresión posparto está la incapacidad de disfrutar, especialmente con el bebé, el sentimiento de culpa y arrepentimiento por haberlo tenido,  y  la pena constante por el hijo.

Los pensamientos que aparecen son del estilo: “pobre hijo mío que le tocó esta madre que no le quiere como debería”, o incluso “estaría mejor sin mí”. También es frecuente que aparezcan alteraciones del sueño, obsesiones con la salud del bebé, agotamiento físico,  mal humor, y en algunos casos, fantasías relacionadas con hacer daño al bebé, no queriendo ocuparse de él precisamente por ese miedo.

Se sufre muchísimo y lo peor es que muchas mujeres no se atreven a contar a nadie el infierno que están viviendo.

depresion posparto 2

¿Cómo se trata?

  1. Psicoeducación: entender qué es la depresión y  que afecta a todo tipo de madres. Que ellas no tienen la culpa de estar mal y es importante que sepan que se van a curar y que van a poder disfrutar de su bebé.
  2.  No destetar al bebé en la medida de lo posible: la oxitocina que se produce durante la lactancia ayuda a superar este tipo de depresión y reduce el riesgo de padecerlas. Existen medicamentos indicados para tratar la depresión que son compatibles con la lactancia.
  3.  Recomendar el contacto piel con piel con el recién nacido, el colecho y otro tipo de comportamientos que ayudan a elevar los niveles de oxitocina (comportamientos maternales, como acunar, cantar al bebé, acariciarlo…)
  4.  El apoyo emocional es imprescindible,  la nueva madre debe sentirse acompañada, apoyada y querida para superar cuanto antes la depresión. No dejar a la madre sola.
  5.  En el tratamiento hay que incluir al bebé y, si se puede, al padre o pareja. Buscar la manera de que la madre esté acompañada, favorecer que pueda descansar y que se relacione con otras madres.
  6.  La psicoterapia es imprescindible: un espacio de escucha donde poder elaborar su nueva identidad como madre y aprender a relacionarse con el bebé de una manera más saludable.

leer más
Etiquetas: , , , Publicado en Ansiedad Centro Bonanova Depresión Psicología Trabajo y salud

Depresión

12 de abril de 2017

 

El Día Mundial de la Salud, que se celebra el 7 de abril de cada año para conmemorar el aniversario de la fundación de la Organización Mundial de la Salud, se ha centrado este año en la depresión.

La depresión afecta a personas de todas las edades y condiciones sociales y de todos los países. Provoca angustia mental y afecta a la capacidad de las personas para llevar a cabo incluso las tareas cotidianas más simples, lo que tiene consecuencias en  las relaciones con la familia y los amigos y sobre la capacidad de ganarse la vida.

depresion-o-tristeza-cual-es-la-diferencia-300x350

La depresión constituye el principal problema de salud y discapacidad en todo el mundo. Según los últimos datos aportados por la OMS, se estima que más de 300 millones de personas viven con depresión, lo que supone un incremento de más del 18% en un periodo de tan solo 10 años (entre 2005 y 2015), siendo el suicidio la segunda causa de muerte en las personas entre 15 y 29 años.

Una mejor comprensión de qué es la depresión y de cómo puede prevenirse y tratarse contribuirá a reducir la estigmatización asociada a la enfermedad y conllevará un aumento del número de personas que piden ayuda.

Bajo el lema Hablemos de la depresión, la campaña de la OMS tiene como principal objetivo propiciar que las personas con depresión puedan romper su silencio, ya que la falta de apoyo a las personas con trastorno mental y el miedo al estigma impiden que muchas personas accedan al trabamiento necesario y recuperen su funcionamiento y su calidad de vida.

Para impulsar esta campaña la OMS ha elaborado un amplio conjunto de materiales y recursos (poster, videos, folletos informativos, entrevistas, guías…), en diferentes idiomas y dirigidos al público general.

 

¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad que se caracteriza por una tristeza persistente y por la pérdida de interés en las actividades con las que normalmente se disfruta, así como por la incapacidad para llevar a cabo las actividades cotidianas, durante al menos dos semanas. Además, las personas con depresión suelen presentar varios de los siguientes síntomas: pérdida de energía; cambios en el apetito; necesidad de dormir más o menos de lo normal; ansiedad; disminución de la concentración; indecisión; inquietud; sentimiento de inutilidad, culpabilidad o desesperanza; y pensamientos de autolesión o suicidio.

Es importante hacer un buen diagnóstico pues puede pasar que se confunda la depresión con la reacción de tristeza normal ante situaciones difíciles de la vida, como duelos, u otros cambios bruscos o no deseados. En el Centro Bonanova tenemos amplia experiencia en su tratamiento.

El siguiente vídeo ilustra el episodio de depresión que padeció el escritor e ilustrador Matthew Johnstone y de cómo lo superó.

Yo tenía un perro negro. Su nombre era depresión

 

 

 

leer más
Etiquetas: , Publicado en Ansiedad Centro Bonanova Depresión Psicología

Actividad cerebral y terapia psicológica

27 de abril de 2016

El desarrollo y perfeccionamiento de las técnicas de neuroimagen a lo largo de las últimas décadas ha permitido conocer las estructuras y funciones del cerebro en sujetos vivos.

Con estas técnicas se han abierto nuevas líneas de investigación, tales como la identificación de anormalidades en el funcionamiento cerebral de sujetos con patologías psiquiátricas, determinación de las estructuras cerebrales implicadas durante la realización de una tarea concreta (como, por ejemplo, recordar un listado de nombre) o una mejor comprensión de los mecanismos cerebrales implicados en conductas complejas.

Una de las líneas de investigación que se ha venido desarrollando es el estudio de los cambios cerebrales que se producen como consecuencia de una terapia psicológica. Así se hace posible medir de manera objetiva los cambios que se producen en el transcurso del tratamiento psicológico, y también los que puedan sobrevenir después de la finalización de la terapia.

El cerebro, al ser un órgano plástico, se va moldeando como consecuencia de las experiencias que tiene el sujeto y responde a la  terapia psicológica mediante cambios en su estructura y en sus funciones.

resonancia cerebro

Diversas investigaciones han podido observar indicios de cambios cerebrales en pacientes después de la terapia psicológica. Se ha investigado en diferentes tipos de trastornos, como depresión, el trastorno obsesivo compulsivo, fobias, estres postraumático,  etc… y se ha investigado tanto con terapias cognitivo conductuales como  con psicoterapia psicodinámica, y en todos los casos se puede observar que hay cambios significativos en la actividad cerebral.

Cuando una persona sufre depresión (trastorno caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad), su cerebro cambia. Generalmente, este órgano pasa a mostrar hiperactividad en regiones del sistema límbico (relacionado con las emociones, la personalidad y la conducta), como la amígdala.. Tras 8 meses de terapia psicológica los cerebros de los pacientes con depresión habían cambiado: su actividad ya no se distinguía de la de los participantes sanos. Por otra parte, las evaluaciones sobre sus síntomas depresivos mejoraron significativamente tras esos ocho meses

El trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza por un hipermetabolismo de distintas áreas del cerebro, entre ellas el núcleo caudado. La terapia psicológica ayuda a normalizar los niveles metabólicos del núcleo caudado, y esto va emparejado a una mejoría de los síntomas.

En los pacientes con fobias, se puede ver que la terapia disminuye la actividad del sistema límbico, implicado en las respuestas de miedo.

En términos generales, estos resultados indican que la terapia psicológica produce cambios en el funcionamiento del cerebro y que estos cambios van asociados a una mejoría en la sintomatología del paciente. Así, aunque quizás es pronto para extraer conclusiones consistentes, podemos empezar a tener evidencia científica que la psicoterapia, sea del tipo que sea, es efectiva más allá de las valoraciones subjetivas que se utilizaban hasta ahora como las valoraciones de los pacientes y de los terapeutas, o la comparación de los resultados de los test pre y post tratamiento.

De nuevo comprobamos que el cerebro de los adultos tiene capacidad para modificarse y esa misma plasticidad cerebral puede ayudarnos a superar ciertos trastornos mentales. Por eso es aconsejable mantener nuestro cerebro en forma para  que conserve todo su potencial para aprender y mejorar.

leer más
Etiquetas: , Publicado en Centro Bonanova Depresión Psicología

Mindfulness y psicoterapia

9 de marzo de 2016

Mindfulness tiene su origen en las tradiciones orientales y su adaptación a la cultura y ciencia occidentales, especialmente en la psicoterapia y la práctica médica. La palabra “mindfulness” procede de la traducción al inglés de un término que implica “conciencia, atención y recuerdo”.

Viene a plantear un centrarse en el momento presente de forma activa y reflexiva, un vivir lo que acontece en el momento actual, el aquí y el ahora. La traducción del término sería “atención plena” o  “conciencia plena”.

El aspecto esencial del mindfulness, y quizás el elemento más interesante en la psicoterapia, está en la aceptación radical, no valorativa de la experiencia. Se trata de aceptar las experiencias y las reacciones a ellas como naturales, normales. El esfuerzo por no valorarlas permite no rechazarlas. El malestar, el enfado,  la contrariedad no es algo de lo que se haya de huir, sino que forman parte de una experiencia humana que es preciso vivir. Esto contradice en gran medida ciertos tipos de mensajes que se transmiten socialmente, e incluso desde algunas orientaciones de la psicología.

mindfulness-66-638El intento voluntario por controlar la respiración produce, muy probablemente, disnea. Quien tiene un ataque de pánico o un deseo irrefrenable por fumar y pretende controlarlo voluntariamente probablemente obtenga el efecto contrario. Solo hay una forma de “controlar” esas actividades involuntarias e indeseadas: dejándolas estar, dejando que ocurran, observándolas con la menor interferencia posible, y  dejando que se  autorregulen  automáticamente.

El mindfulness se puede considerar como una filosofía de vida, pero desde el ámbito de la psicoterapia y la medicina la consideramos como una técnica o componente de una terapia. Los ámbitos de aplicación son muy amplios, pudiendo aplicarse a problemas asociados al estrés, la ansiedad, al dolor crónico, la  depresión, el insomnio y las aplicaciones de este concepto se extienden a casi todos los campos, como por ejemplo al de la educación, la enseñanza y hasta  el entrenamiento deportivo.

Los estudios científicos han demostrado que un estado de atención consciente ayuda no solo a reducir el estrés o la ansiedad, sino también a ser más creativos, a poder juzgar y valorar las situaciones con mayor claridad, a aumentar la resistencia emocional y a disfrutar más de lo que se está haciendo.

leer más
Etiquetas: , , , , , Publicado en Ansiedad Depresión Psicología Sin categoría
Página 1 de 11