Categoría: dejar cannabis
Home > Categoría: dejar cannabis

Tendencias en el consumo de drogas en Europa

10 de mayo de 2017

El Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías realiza un informe de forma periódica en el que analiza los riesgos para la salud a medida que cambian los productos y las tendencias de consumo.

El Informe publicado en 2016, describe un mercado de las drogas en Europa con una gran capacidad de adaptación en el que existen algunos indicadores que demuestran la tendencia ascendente del cannabis y las drogas estimulantes.

consum europa tabla

 

 

 

 

 

 

 

En resumen los resultados de dicho informe sobre las tendencias de consumo de drogas son:

  • Confirma el regreso de la MDMA («éxtasis») como uno de las drogas estimulantes predilectas entre los jóvenes en Europa. Alrededor de 2,1 millones de adultos jóvenes (entre 15 y 34 años) declaran haber consumido MDMA durante el último año (1,7 % de este grupo de edad). Aunque en los últimos años el consumo de MDMA había registrado un descenso, los datos de las últimas encuestas apuntan a un incremento de su consumo en Europa.
  • Hay tres países en toda Europa donde la prevalencia de consumo de otra droga estimulante, la cocaína,  supera el 3%. Son Reino Unido, Países Bajos y España, donde la tendencia de la prevalencia ha aumentado desde 2008, según este informe. España sigue siendo el país donde más cocaína se incautó en toda Europa, con 22 toneladas. Lo mismo ocurre con el hachís, el 66% de todo el cannabis de Europa se incautó en España.
  • Una de las pruebas que realiza el Observatorio para analizar las tendencias de consumo de drogas, consiste en analizar las aguas residuales durante una semana en las principales ciudades europeas. Este análisis descubrió que Barcelona está en tercer lugar, detrás de Amberes y Ámsterdam, en cuanto a restos de cocaína. Los resultados de análisis de aguas residuales y los datos de incautaciones y encuestas muestran también que el consumo de cocaína parece mayor en los países del sur y oeste de  Europa, mientras que el consumo de anfetaminas es mucho más habitual en los países del norte.
  • Este informe también muestra preocupación por el aumento del consumo de cannabis, su potencia y la demanda de tratamiento. Se estima que en torno a 16,6 millones de jóvenes europeos (15-34 años) han consumido cannabis en los últimos 12 meses. Aunque los niveles de consumo difieren entre los países, en general no parecen estar disminuyendo en Europa y existen indicios de un cierto incremento.

mapa consum europa 16

Este análisis, tomado en su conjunto, pone de relieve que el consumo de drogas y sus consecuencias,  sigue siendo un reto para las políticas europeas sobre drogas.

leer más
Etiquetas: , , , , , , Publicado en Adicciones Centro Bonanova dejar cannabis dejar cocaína desintoxicación cannabis desintoxicación cocaína desintoxicación drogas rehabilitación cannabis rehabilitación cocaina tratamiento cannabis tratamiento cocaina

Adicción y Género

8 de marzo de 2017

Entre las realidades en las que habitan muchas mujeres, el abuso y la adicción a sustancias es una de las más relevantes, sobre todo por lo invisible que es esta realidad y los efectos que esta invisibilidad  tiene sobre quienes la sufren.

Los prejuicios, etiquetas y estigmas acerca de las drogodependencias son habituales en nuestra sociedad, y afectan a todas las personas que padecen este trastorno, pero en el caso de las mujeres se agravan sobre todo por lo que tiene de transgresión de los modelos y estándares habituales  que la sociedad considera una “buena mujer”.

Estadísticamente hay un menor número de mujeres consumidoras de alcohol y sustancias ilegales, siendo la prevalencia entre los hombres de 2 a 3 veces más elevada, según la sustancia: en el caso de la cocaína la proporción de hombres triplica a la de mujeres, y en el caso  del cannabis se registra una diferencia de casi 8 puntos porcentual (datos de 2013). Es  importante señalar  que en las mujeres más jóvenes se están detectando actualmente una homogeneización entre ambos sexos en cuanto a los patrones de consumo, especialmente del alcohol.

Frasco Addiction

Sin embargo, no se puede decir lo mismo del consumo de drogas institucionalizadas como algunos psicofármacos (sobre todo ansiolíticos y fármacos para dormir). En el caso de estas sustancias, tanto la prescripción médica como la automedicación son más frecuentes en las mujeres.

Pero lo que sabemos de las mujeres que consumen y son adictas al alcohol y drogas ilegales (cocaína, heroína, cannabis, éxtasis, anfetaminas y alucinógenos)  es que acuden en menor medida a los centros especializados para tratar la adicción  (p.e. siendo la proporción de hombres con problemas de abuso de alcohol de 2-1 frente a las mujeres, las tasas de hombres en tratamiento cuadriplican a las de mujeres).

Respecto a la salud, y dependiendo de las sustancias que se consuman, las mujeres tienen un mayor riesgo que los hombres de sufrir daños en el hígado, el cerebro y padecer enfermedades cardiovasculares. También pueden tener alteraciones en el ciclo menstrual problemas de fertilidad, abortos espontáneos y daños en el desarrollo del feto.

En relación con la dimensión psicológica aparecen, también en mayor medida ansiedad, depresión, baja autoestima, trastornos de la alimentación y conflictos en la relación con el cuerpo.

Otros de los problemas que pueden surgir son los ligados a las prácticas sexuales de riesgo cuando están bajo los efectos del consumo o por relaciones no consentidas: VIH/ sida, otras ITS (infecciones de transmisión sexual), así como embarazos no deseados, y no podemos olvidarnos de las situaciones de violencia a las que se es más vulnerable cuando se padece una adicción.

 

Las diferencias entre la adicción de hombres y mujeres se podrían resumir en:

 

Adicción Masculina:

  • A nivel social son más gregarios y socializados, con un mayor índice de problemas legales.
  • Tienen menor codependencia
  • Presentan caracteropatías  más frecuentes y un mayor índice de psicosis.
  • Las adicciones asociadas o secundarias que más aparecen son:

Adicción al sexo

Adicción al deporte

Adicción al trabajo

Adicción videojuegos, internet

Adicción Femenina:

  • Mayor soledad, mayor índice de maltrato y padecimiento de abusos sexuales
  • Mayor codependencia
  • Autoestima muy disminuida
  • Mayor índice de depresión y trastornos afectivos
  • Trastornos de ansiedad frecuentes
  • Las adicciones asociadas más frecuentes son:

Adicción a psicofármacos, especialmente ansiolíticos y antidepresivos

Compra compulsiva

Teleadicción

  Entonces, ¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué las mujeres no llegan, o llegan en menor medida, a los centros de tratamiento? Miraremos de adentrarnos en esta cuestión en un próximo post.

leer más
Etiquetas: , , , , , , , , , , Publicado en adicción alcohol adicción cocaína Adicciones Alcoholismo Centro Bonanova dejar alcohol dejar cannabis dejar cocaína Rehabilitación alcohol rehabilitación cannabis rehabilitación cocaina Tratamiento alcohol tratamiento cannabis tratamiento cocaina

Pensamientos que obstaculizan dejar el cannabis u otros tóxicos

19 de diciembre de 2013

Dejar el cannabis y otros tóxicos es un trabajo arduo que el paciente realiza. Muchas veces se piensa que cuando se sostiene una abstinencia de meses (entre siete y nueve meses), comienzan a surgir problemas, estos problemas no surgen en el ámbito de los actos sino de los pensamientos. El paciente declara que surgen en su pensamiento ideas de consumo de baja intensidad o tiene sueños donde consume o se encuentra en una situación de recaída.

Es en estos momentos donde el paciente que intenta dejar el cannabis u otros tóxicos ha de comenzar a afinar el “lápiz” con que analizaba las situaciones de riesgo. Ciertamente, luego de este período de abstinencia hay nuevos hábitos que se han incorporado en la vida cotidiana de adicto. Pero estos pensamientos generan muchas veces un monto de ansiedad que preocupa a la persona.

¿Por qué la persona que intenta dejar el cannabis u otros tóxicos se preocupa por estos pensamientos? Al preguntar a los pacientes las razones de esta ansiedad, ellos contestan diciendo que pensaban que no tendrían que aparecer estos pensamientos luego de tanto tiempo sin consumir.

Analicemos un momento lo que hemos subrayado en el párrafo anterior, es decir, ese “no tendrían que”. La persona que desea dejar el cannabis se genera una exigencia, un mandato (“el tener que”), por lo que confunde dos niveles que podemos llamar el nivel ético (p.e.: “tengo que ser bueno”) con el carácter crónico de la enfermedad de la adicción a los tóxicos. La exigencia ética en el tratamiento se relaciona con cuestiones como tengo que hablar sobre mis pensamientos relacionados con los tóxicos, pero no con que los pensamientos sobre los tóxicos tengan que desaparecer por la simple razón que la enfermedad es crónica.

Podemos todavía hacer una observación más sobre ese “tener que” y es la utilización del condicional que se formularía de este modo “pensé que no tendrían que aparecer estos pensamientos”. El paciente formula las cosas desde el ideal preconcebido por él mismo de que luego de x meses sin consumir esto ya no existiría. Aquí lo importante es desmontar estos ideales, permitiendo que el paciente evalúe su vida sin consumos desde la experiencia pasada cuando sus consumos le destruían su propia vida. Los ideales son importantes en la vida, siempre y cuando sean productivos para el desarrollo de la persona, porque cuando solo se convierten en una pesada carga en el proceso de dejar el cannabis sólo pueden hundirnos en la desesperación.

 

leer más
Etiquetas: , , , Publicado en dejar cannabis

Por qué es difícil dejar el cannabis

25 de septiembre de 2013

La marihuana (hierba) y el hashish (costo) son productos de la planta del cáñamo, o Cannabis Sativa. La sustancia activa del cannabis es THC (tetrahidrocannabinol). La mayoría de las personas comienza el consumo desde su adolescencia. Llega un momento que empieza a notar los efectos secundarios del consumo: problemas de coordinación, hambre y daños en el funcionamiento de la memoria. La persona se plantea dejar el cannabis y se da cuenta que no puede. ¿Por qué la voluntad no funciona como otras veces?

Recordemos que la voluntad es eficaz sobre las conductas, no sobre la química. Y es a nivel químico que hay que entender que las cosas se han cambiado de manera irreversible si el consumo ha afectado zonas específicas del cerebro. Es decir, que lo que hace difícil dejar el cannabis se produce por modificaciones a nivel químico.

En segundo lugar, el cannabis hace que te sientas ‘colocado’ – relajado, contento y un poco ebrio. Esta sensación es sentida subjetivamente como placentera.

Por último, se producen por el consumo los efectos secundarios citados más arriba (coordinación, hambre, etc.). Que son traducidos subjetivamente como displacenteros. Los efectos secundarios surgen porque el THC trastorna la función del neurotransmisor anandamida, encontrado en diferentes partes del cerebro.

Sin consumir cannabis, el neurotransmisor anandamida es almacenado en el extremo del axón. Cuando una señal eléctrica llega ahí, la anandamida se libera en el espacio (sinapsis) entre dos neuronas. La anandamida se mueve ahora a través de la sinapsis hacia la neurona contigua. La neurona contigua contiene receptores a los cuales se puede adherir la anandamida. Cuando ésta se adhiere el mensaje se transmite. Una vez el mensaje es transmitido, la anandamida se separa de su receptor y fluye de vuelta a su neurona original. Las proteínas de reabsorción la ayudan a entrar, dónde es reciclada.

Cuando se consume cannabis se alteran estas condiciones. El THC imita a la anandamida y se adhiere a los lugares diseñados para este neurotransmisor. Por lo tanto, se transmite un mensaje diferente al del neurotransmisor.

¿Cuáles son las consecuencias de esta sustitución? Los receptores de anandamida están situados en el hipocampo, el hipotálamo, el cerebelo y los ganglios basales. Cuando el THC sustituye la anandamida en estas partes del cerebro, se dan los problemas con la memoria a corto plazo (hipocampo), con el apetito (hipotálamo), con la coordinación y el equilibrio (cerebelo) y con el movimiento involuntario muscular (ganglios basales).

Los efectos secundarios no generan la adicción, nos avisan de que algo no va bien y de que podemos en riesgo nuestras vidas. También es el momento en que este displacer nos dice que hay que dejar el cannabis. Es aquí donde la mayoría de las persona se da cuenta que está “enganchada”. ¿Por qué esta sensación de displacer no es suficiente para dejar de consumir?

Porque a pesar de esta situación displacentera, el cannabis induce un sentimiento placentero del cual nuestro cerebro se opone a desligarse. Este placer se consigue al estimularse indirectamente el centro de refuerzo del cerebro.

Se sabe que el centro de refuerzo es estimulado por el neurotransmisor dopamina (que se traduce subjetivamente como placer). El cannabis aumenta la liberación de dopamina de forma indirecta. Lo que hace el THC es impedir la liberación de GABA. Si el GABA no se libera, entonces se liberará más dopamina. A menos GABA, más dopamina. La sensación subjetiva es más placer. Las altas cantidades de dopamina estimulan el centro de refuerzo del cerebro. El efecto que la dopamina tiene en el centro de refuerzo de tu cerebro puede hacerte dependiente del cannabis. Quieres experimentar ese sentimiento placentero una y otra vez. Es aquí cuando comienza el camino hacia la dependencia del cannabis con la consiguiente dificultad de dejar el cannabis.

 

leer más
Etiquetas: Publicado en dejar cannabis
Página 1 de 11